Matilde Menéndez

Archive for the ‘embarazo’ Category

  • In: embarazo
  • Comentarios desactivados en Los cambios durante el embarazo:el tercer trimestre

Este período va de las 27 a las 40 semanas de embarazo. El nacimiento se aproxima y también el momento del parto. Hacia el final del último trimestre del embarazo, los cambios continúan. Has transcurrido ya los dos primeros trimestres de la gestación y al ingresar al tercero aparecen las intranquilidades propias de la proximidad al nacimiento.

La habitual placidez del segundo trimestre es desplazada no sólo por los cambios emocionales ante el mínimo pensamiento de separarte del bebé, sino también por los cambios físicos que conllevan el crecimiento y aumento de peso del útero y del bebé. Estos cambios son:

  • Cambios Reproductivos: notarás un extraordinario crecimiento del tamaño del útero. Los movimientos de tu bebé serán ahora visibles. Comenzarás a sentir ciertas contracciones (la panza se pondrá “dura”); mientras sean irregulares, indoloras y de corta duración, son contracciones propias de este período. Cumplen la función de preparar el útero para el trabajo de parto, ablandando el cuello para su posterior dilatación. Otro factor a tener en cuenta son las puntadas que sentís entre la ingle y el bajo vientre: esto es debido al estiramiento del útero y de sus ligamentos.
  • Respiración: se acorta y puede que sientas cierta dificultad debido a la presión sobre el diafragma ejercida por tu bebé. Esta sensación o dificultad se alivia cuando el bebé se encaja en la pelvis durante las últimas semanas de tu embarazo.
  • Fatiga: en este trimestre aumentará debido a las dificultades que aparecen para conciliar el sueño. Es muy importante que uses almohadones para encontrar una posición que te ayude a dormir más cómoda.
  • Sistema Digestivo: es común el aumento de la acidez gástrica debido a la presión del útero y tu bebé sobre el estómago. Es bueno que acomodes tu alimentación a estos cambios.
  • Musculatura: sentirás ciertas molestias lumbares y aumentará la relajación de las articulaciones en todo el cuerpo. Por eso es bueno que hagas algunos ejercicios.
  • Encaje: durante las últimas semanas, sentirás una mayor sensación de peso sobre el hueso del pubis y vas a sentir la necesidad de caminar con las piernas abiertas y de dormir sentada. En general, el encaje del bebé se produce de 2 a 3 semanas antes del parto en las madres primerizas.
  • Calambres: es común que percibas calambres y dolores en la parte baja del dorso y en las piernas. La circulación de los miembros inferiores está entorpecida y es uno de los motivos que los provocan. El aumento de dolores en la zona lumbar y ciática es atribuido a la presión ejercida por el bebé sobre los nervios correspondientes o a cambios provocados por el aumento del volumen y peso del útero.

En este trimestre recordá visitar los espacios destinados a tu pareja, la alimentación, los controles prenatales, algunos ejercicios que aconsejamos, la curva de peso, la embarazada y los aspectos laborales, y las poesías relacionadas a este momento tan maravilloso.

Foto por bjearwicke

  • In: embarazo
  • Comentarios desactivados en Las várices y las estrías

A partir del cuarto mes de embarazo, el abdomen se vuelve más pesado y comprime los vasos de tus piernas. Por eso, las venas se dilatan y se producen las várices. Si querés prevenir esas venitas violetas y las estrías, tené en cuenta estos consejos.

A medida que avanza tu embarazo, la panza empieza a pesar más y comprime las venas de tus piernas. Con el aumento de peso, la poca actividad física y una posible predisposición hereditaria a las varicosidades, aparecen las várices.
Si querés prevenir esas venitas azules, tené en cuenta estos consejos. Por ejemplo, usar medias de soporte para varicosidades (várices) es muy bueno, especialmente cuando éstas sean hereditarias. Las medias pueden conseguirse en tiendas especiales, debés ponértelas antes de levantarte, cuando la venas no están repletas de sangre, y usarlas durante el resto del día. Estas previenen el exceso de dilatación de las várices.
Luego del parto, si las várices no mejoran, podés conversar con tu doctor acerca de un posible tratamiento.
En cualquier caso, es fundamental mantener la buena circulación en tus piernas, evitar estar parada o sentada por mucho tiempo. Es bueno hacer cortas caminatas y realizar ejercicios diariamente.
Las estrías, en cambio, están relacionadas al estiramiento repentino de la piel. Durante el embarazo, en algunas mujeres, la piel de los senos y el abdomen se estiran produciendo una ruptura de pequeñas fibras elásticas; así aparecen pequeñas líneas de color violáceo que, con el tiempo se tornan blanquecinas, asemejándose a pequeñas cicatrices.
El tamaño de tu bebé no es un factor de riesgo para el aumento de las estrías, aunque sí lo es el factor hereditario y los antecedentes de tu cuerpo en relación a las estrías, especialmente durante tu adolescencia.
La única manera de revertir definitivamente las estrías es a través de cirugía cosmetológica. Por eso, es bueno prevenirlas. Para disminuir la aparición de estrías, es muy importante que hidrates tu piel diariamente con cremas nutritivas especialmente en abdomen, muslos, gluteos y senos. Recordá que luego del baño la piel absorbe los humectantes más rápidamente, por eso es el mejor momento para aplicar las cremas.
Foto por Snapies ~ slightly busy!


Mis Ultimos Tweets

Escribí tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 6 seguidores

Creative Commons License

Este blog y todos sus componentes están bajo la licenciados bajo:

Creative Commons
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License
.
A %d blogueros les gusta esto: