Matilde Menéndez

Posts Tagged ‘agua

  • In: prevención
  • Comentarios desactivados en Golpes de calor: consejos para prevenirlos

¡Está por llegar el verano! Esperamos todo el año los días de sol, pero hay días donde el calor es insoportable. Es que, cuando hace mucho calor, el cuerpo tiene dificultades para regular su temperatura y aparece el agotamiento, que puede convertirse en lo que se llama golpe de calor. Por eso, te damos algunos consejos para que lo prevengas en los más chicos y también en los más grandes.

Los días de altas temperaturas y humedad pueden transformarse en un riesgo para la salud. Estamos más tiempo al aire libre y bajo el sol. Por eso, cuando hace mucho calor, se recomienda:

  • Ofrecer a los niños agua o jugos naturales en forma frecuente, sin esperar a que los pidan
  • Ofrecer el pecho más seguido a los lactantes
  • No tomar bebidas con cafeína o azúcar en exceso
  • Bañar a los niños o mojarles todo el cuerpo con frecuencia
  • Proponer actividades tranquilas y evitar juegos intensos
  • Evitar que los chicos transiten y jueguen expuestos al sol, menos aún en horario del mediodía o a la tarde temprano; si los chicos deben transitar bajo el sol, ponerles sombrero de ala ancha, usar protectores solares (factor 15 o mayor) y hacer frecuentes descansos a la sombra
  • Procurar que permanezcan en los lugares más frescos y ventilados
  • De ser posible, estar por momentos en ambientes con aire acondicionado, en tu casa o en los lugares públicos que lo posean; pueden usarse ventiladores, pero teniendo en cuenta que no son suficientes para refrescar cuando la temperatura ambiente es muy elevada
  • Vestir a los niños con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros o mejor aún, desvestirlos
  • Incorporar sal en mayor cantidad que lo habitual
  • Nunca los dejes dentro de un vehículo estacionado y cerrado
  • No ingerir bebidas muy frías (causan dolor de estómago)
  • No consumir líquidos o comidas calientes o pesadas

El golpe de calor puede ser muy grave; con los primeros síntomas o ante la duda no demores la consulta con su pediatra o en el Centro de Salud más cercano.

Para jóvenes y adolescentes, también el golpe de calor puede ser un riesgo. Por eso, es importante no consumir bebidas con alcohol en esos días muy sofocantes, ya que el alcohol aumenta la temperatura corporal y las pérdidas de líquido. Por eso no es conveniente tomar cerveza ante la sed y el calor.

También es bueno evitar esfuerzos físicos o actividades deportivas exigentes. Es mejor reunirse y charlar con amigos, escuchar música o leer cuando hace mucho calor. Si te sentís con mareos o fatiga, es fundamental sentarse y descansar.

Es muy importante tratar de visitar a los abuelos mayores para ver cómo están; ellos también, como los más chicos, son muy vulnerables al calor.


Anuncios
  • In: prevención
  • Comentarios desactivados en Armá el botiquín de viaje

En un artículo anterior hemos hablado de los cuidados que debemos tener antes de emprender un viaje y disfrutar de las vacaciones. Y también dijimos que la mejor manera de pasarla bien, disfrutar y correr menos riesgos es planificar cuidadosamente lo que se puede prever. Como los accidentes, golpes, torceduras, lastimaduras, etc. Esta vez te contamos los contenidos de un buen kit de primeros auxilios que te protegerá cuando estés lejos de casa.

Vacaciones, relax, diversión. Cuando menos lo esperamos, los imprevistos pueden sorprendernos. Por eso, es importante que todos los viajeros estén preparados con un kit de primeros auxilios.
El que recomienda el especialista en infectología Dr. Daniel Stamboulian contiene:

  • Algodón
  • Gasa esterilizada
  • Cinta hipoalergénica impermeable
  • Alcohol
  • Antiséptico/Desinfectante
  • Bandas adhesivas
  • Crema para quemaduras del sol
  • Tijera
  • Antiácidos
  • Antihistamínicos (antialérgicos)
  • Descongestivos
  • Antitérmicos (antifebriles)
  • Laxantes
  • Analgésicos
  • Repelente para insectos
  • Toallas desinfectantes
  • Protector solar y de labios

Para saber si además necesitamos tabletas potabilizadoras de agua o filtros, es fundamental tener en cuenta la ciudad o el país que visites, la duración de la estadía, la estación del año del destino de nuestras vacaciones, quiénes viajan y el estado de salud de los viajantes. Como te dijimos anteriormente, el agua es una de las transmisoras más frecuente de enfermedades, por lo que es importante asegurarse de agua potable durante nuestra estadía.
Una vez que preparemos nuestro botiquín, sólo nos queda hacer la valija y ¡a disfrutar de las vacaciones!

 

Agradecemos al Dr. Stamboulian por el material brindado.
Foto por
IMA Neuquen

El dengue es un problema importante de salud pública en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que entre 50 y 100 millones de personas se infectan anualmente en más de 100 países en todos los continentes, excepto Europa. Aproximadamente 550.000 pacientes requieren hospitalización y 20.000 mueren. Para poder derrotar al Dengue, es fundamental evitar el agua estancada. Por eso te brindamos algunos consejos útiles para proteger a tu familia del mosquito.

Uno de los mensajes que más se difunden cuando se acerca el calor es que debemos vaciar los envases y evitar que el agua se estanque para detener la producción de mosquitos que pueden transmitir dengue. Sin embargo, siempre creemos que los mensajes gubernamentales no tienen que ver con nosotros y que ya hemos tomado todos los recaudos posibles. Pero, ¿es realmente así?
Aunque nos rociemos con repelente y mantengamos las ventanas cerradas, hay otras cosas que debemos hacer para prevenir el dengue en nuestros hogares:

  • Tiremos todos los envases vacíos que puedan acumular agua
  • Llenemos de arena los platos que están bajo las macetas
  • Revisemos las terrazas: muchas veces la irregularidad del piso hace que allí se acumule agua
  • Guardemos la basura en bolsas bien cerradas y depositémosla en los lugares correspondientes (tachos móviles o en las aceras de domingo a viernes entre las 20 y 21 hs.)
  • Lavemos con esponja y jabón los recipientes para agua de nuestros animales, al menos una vez a la semana
  • Lavemos con esponja y jabón los tachos que acumulen agua, al menos una vez a la semana
  • Si debemos guardar agua en recipientes, tapémoslos bien
  • Lavemos los pisos con repelente para insectos
  • Difundamos esta información a nuestros amigos, familia, compañeros de trabajo y personal doméstico

No te olvides: el dengue se combate todos los días. Evitando el agua estancada y aumentando la higiene de nuestro hogar podemos ayudar a derrotarlo.

 

Fuente: Programa Nacional de Control del Dengue del Gobierno de Brasil
Foto por
mikecolvin82

  • In: alimentación
  • Comentarios desactivados en El buen hábito del agua

Cuando los chicos tienen sed, no suelen tomar agua pura, sino una gran variedad de bebidas elaboradas industrialmente, con gas y aditivos. Estos refrescos pueden generar graves trastornos en la salud, especialmente la de los más pequeños. Tanto para los chicos como para los grandes, cuando uno tiene sed, lo mejor de todo sigue siendo tomar agua.

Si le preguntan a los chicos (y a los grandes) qué toman para saciar la sed, la respuesta en la gran mayoría de los casos preocupa: no toman agua pura. En el mercado existe una inmensa variedad de bebidas elaboradas industrialmente a partir de frutas, hortalizas, hierbas, semillas y otros componentes vegetales. Muchas son gasificadas, o a base de jugos, pulpas y jugos concentrados; también suelen utilizarse jarabes, polvos y granulados efervescentes para preparar con agua, así como infusiones y extractos.
Muchas madres les ofrecen a sus hijos este tipo de bebidas pensando que son útiles y beneficiosas para la salud porque contienen algunas vitaminas, minerales y azúcares, o simplemente porque los reconforta observar el entusiasmo que manifiestan sus hijos al tomarlas.
Sin embargo, el consumo en exceso de bebidas de elaboración industrial -más de 350 ml por día (tres vasos)- se puede convertir en una fuente de trastornos para la salud de los niños. Por los distintos ingredientes que contienen, especialmente azúcar, colorantes y conservantes, tomar habitualmente esas bebidas pueden ocasionar en los chicos:

  • Mayor riesgo de sufrir caries y erosión dental
  • Trastornos nutricionales como la obesidad o el bajo peso
  • Alteración en el crecimiento de la talla (menor estatura a la determinada por su potencial genético)
  • Diarrea
  • Dolores abdominales
  • Gastritis
  • Trastornos en la absorción de calcio
  • Disminución del calcio en la sangre, llegando en algunos casos extremos en lactantes a convulsiones
  • Irritabilidad y trastornos de la conducta e insomnio
  • Urticarias y otras alergias
  • Pérdidas de materia fecal

 

El consumo en exceso también puede perturbar hábitos saludables, y ocasiona desórdenes en el apetito a la hora de comer: las calorías que contienen esas bebidas interfieren en el natural ciclo hambre-comida-saciedad. En el caso de los lactantes, además, puede generar rechazo o disminución de la ingesta necesaria de leche, porque el chico la quiere reemplazar por estos refrescos.
Las bebidas de elaboración industrial suelen contener una variedad de aditivos (colorantes, acidulantes, edulcorantes, reguladores y neutralizantes de la acidez, aromatizantes, conservantes, espesantes, antioxidantes, estabilizantes, etc.) que, si bien están legalmente permitidos, su ingesta no se recomienda en los niños pequeños.
Por eso, es importante reflexionar un poco sobre los hábitos que les inculcamos a nuestros hijos y empezar a cambiar lo dulce por lo sano. Porque, si un niño sano rechaza tomar agua pura, simplemente es porque no tiene sed.
En este sentido, los niños dicen que tomar agua no les gusta cuando tienen la opción de tomar otras bebidas dulces de elaboración industrial. Es que ellos conocen estas bebidas y las piden desde muy pequeños porque los adultos se las ofrecen o los inducen a tomarlas. También por imitación de su entorno familiar o por presión publicitaria y social.
Estas bebidas suelen ser ricas en energía, pero pobres en otros nutrientes esenciales. Los azúcares que contienen se consideran calorías vacías y desplazan la ingesta de alimentos con nutrientes de mejor calidad e imprescindibles para su crecimiento y desarrollo madurativo. Por su parte, las dietéticas pueden no tener azúcares en cantidades relevantes pero con otras sustancias mantienen el hábito de consumo de bebidas industriales.
Los niños, sobre todo los más chicos, tienen una predilección especial por las bebidas dulces, pero ignoran los riesgos de su consumo excesivo. Por eso, los adultos debemos estar informados sobre estos potenciales trastornos y limitar su ingesta a no más de 120 ml por día (un vaso); y no es aconsejable ofrecerlas a lactantes y menores de 1 año.
Entonces, cuando tu nene tenga sed (y no sólo ganas de tomar “algo”) ofrecéle agua. Vas a ver que, aunque esté habituado a las bebidas azucaradas, de a poco lograrás acostumbrarlo a beber agua fresca.
Reforzar y sostener el hábito de beber agua para saciar la sed en los primeros años de vida es una muy buena costumbre para tus hijos. Poner en práctica estas recomendaciones además favorecerá la adquisición de buenos hábitos alimentarios, con grandes beneficios en la salud y en la economía familiar.

 

Agradecemos a la Sociedad Argentina de Pediatría por la información brindada
Foto por
NickNguyen

  • In: accidentes
  • Comentarios desactivados en Las bebidas en los viajes

El verano nos obliga a tomar más líquido y mantenernos hidratados; ese hábito se continúa durante las vacaciones. Pero resulta que muchas enfermedades se transmiten a veces a través el agua. Entonces, cuando nos vamos de viaje, ¿qué podemos tomar? Acá te damos algunos consejos útiles para saciar la sed sin correr riesgos.

Durante nuestras vacaciones en lugares donde sea verano es importante mantener el hábito de tomar mucho líquido, de 2 a 3 litros de agua por día, por lo menos. Pero debemos recordar que el agua es una de las transmisoras más frecuente de enfermedades, por lo que es importante asegurarnos de tener agua potable durante nuestra estadía donde estemos. Tenemos que estar siempre seguros de que se trate de bebidas que no traigan ningún riesgo y que estén efectivamente libres de contaminantes.

Es fundamental tener en cuenta el país que visites, la duración de la estadía, la estación del año, quiénes viajan y el estado de salud de los viajantes. En general, en los países en vías de desarrollo el agua proviene de vertientes naturales, lagos y ríos; esta agua no es segura. Además, el consumo de agua de red no siempre está exento de riesgos, sobre todo en lugares donde el deficiente mantenimiento de la red de agua puede permitir la contaminación, por brechas y filtraciones que se producen.

Lo mejor es potabilizar el agua durante los viajes, y eso se puede hacer de distintas maneras:

  • Hervir el agua durante 1 minuto como mínimo
  • Agregar 2 o 3 gotas de hipoclorito de sodio (lavandina) por litro, y dejar reposar 20 minutos antes del consumo
  • Conectar filtros en la toma de agua
  • Utilizar pastillas potabilizadoras que contengan yoduros o cloro, siguiendo las instrucciones del fabricante del producto

Bebidas seguras

Las bebidas seguras y que podemos tomar sin correr riesgos son:

  • Infusiones preparadas con agua a más de 70° C (café, té, mate)
  • Bebidas gaseosas envasadas
  • Aguas minerales de marca reconocida (no todas las aguas minerales son de fuentes segura; las botellas pueden ser rellenadas)

En cuanto a los jugos cítricos, es importante ingerirlos recién exprimidos y sin agregado de agua ni hielo, para que conserven sus aportes vitamínicos y no se contaminen. Los vinos, cervezas y otras bebidas alcohólicas deben ser consumidos sin el agregado de hielo, ya que esa agua podría impurificarlas. Recordemos que el hielo también puede perjudicar cualquier bebida.

Con estos consejos, podemos brindar tranquilos por un 2011 con salud. ¡Feliz año nuevo para todos!

Agradecemos al Dr. Stamboulian por el material brindado.
Foto por Reiner Schubert

  • In: prevención
  • Comentarios desactivados en Claves para evitar que el cuerpo sufra por las altas temperaturas

Se recomienda beber mucho líquido, comer frutas y verduras, y usar ropa liviana.

Mareos, confusión, naúseas, vómitos, sequedad de piel, fiebre, desorientación, dolor de cabeza, sensación de fatiga, calambres musculares. Y en los casos más graves, la persona puede perder la conciencia, tener convulsiones y hasta llegar al coma. Esos son los síntomas del golpe de calor, un trastorno grave que se presenta cuando un organismo no alcanza a eliminar todo el calor que absorbe.

 

El golpe de calor es la consecuencia de la exposición a temperaturas ambientales altas y se presenta cuando la temperatura central del cuerpo aumenta y los mecanismos de defensa resultan inadecuados.

 

“Es una situación que puede producir daños graves al organismo dado que muchos órganos dejan de funcionar correctamente a estas temperaturas. Uno de los órganos más sensibles es el cerebro y los riñones también pueden resultar muy afectados. Se considera golpe de calor cuando la temperatura corporal pasa los 40 °C aproximadamente”, explica la licenciada en Nutrición Cecilia Zeballos.

 

La temperatura corporal normal es de 36.6° aproximadamente y para poder mantenerla estable en un ambiente de mucho calor el organismo utiliza mecanismos de vasodilatación (transpirar) para compensar. Cuando este mecanismo no es suficiente sobreviene el golpe de calor, según explican los especialistas.

 

Personas en riesgo

Los mayores de 75 años y lo niños menores de un año (personas que no pueden incorporar suficiente líquido con frecuencia) y sobre todo quienes están tomando algún remedio, especialmente los diuréticos, son los grupos de mayor riesgo para padecerlo. También son más propensos a tener un golpe de calor los enfermos crónicos y los individuos sanos que realizan ejercicio físico intenso en días muy calurosos.

 

“La población tiene que saber que lo más importante es hidratarse, evitar exponerse al sol o hacer actividad física exigente en horas de altas temperaturas, comer en base a frutas y verduras y evitar el alcohol. En líneas generales, hay que tomar dos litros de agua por día ya que repone la pérdida de la transpiración”, explica Alberto Alves de Lima, subjefe de cardiología Clínica del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires.

 

Con el verano ya a pleno, la licenciada Zeballos da algunas recomendaciones para evitar un golpe de calor. Lo importante es beber mucho líquido, elegir prendas livianas y claras para vestir, y optar por una alimentación balanceada con muchas frutas y verduras.

 

Consejos

  • Beber mucho líquido: como mínimo dos a tres litros por día.
  • Vestir con ropa ligera y fresca. Lo más aconsejado es llevar ropa de algodón fina, y de color claro
  • Proteger la cabeza. Es importante que las personas calvas usen sombrero si realizan caminatas o exposiciones al sol.
  • Comer comidas ligeras y no beber alcohol. Evitar alimentos que tengan mucha grasa: suman muchas calorías y elevan la temperatura corporal.
  • No ingerir comidas muy calientes. Lo mejor es comer frutas y verduras.
  • Descansar si se realiza trabajo o ejercicio físico duro. Refrescarse a la sombra, descansando y bebiendo agua.
  • Mantenerse en ambientes frescos: recurrir a ventiladores, acondicionadores de aire o paños fríos para mantener fresco el cuerpo.
  • Evitar hacer ejercicio en las horas de pleno calor.

 

 

Fuente: clarín[dot]com

El agua es un elemento indispensable para nuestra existencia. Por eso, expertos explican por qué es tan importante la hidratación diaria.

Imposible imaginar un mundo sin agua. Se acabaría la vida, así de simple. Por ello, la comunidad científica, los gobiernos, las instituciones responsables y las grandes compañías del mundo estrecharon esfuerzos en un consenso programático para divulgar la importancia de beber agua y todas sus variantes, en pos de la salud y el bienestar.

Los profesionales de la salud coinciden en que el tema está presente en la sociedad como un problema macro para la supervivencia del planeta. En cambio, su divulgación no penetró con la misma fuerza en las personas y en la importancia de la hidratación en cada grupo etario cuyas manifestaciones por carencia, ausencia o sobrehidratación pueden confundirse con otras afecciones y terminar en alguna urgencia médica. Si el diagnóstico por falta de agua fue el acertado, nada habría ocurrido en un organismo equilibradamente hidratado.

Empresas como Nestlé (Nestlé Waters), el Instituto de Bebidas para la Salud y el Bienestar (The Coca Cola Company) y otras, financian investigaciones para sustentar su importancia en el campo de la salud y para saber actuar, entre otras cosas, ante los desastres naturales. Es un tema del que nadie quedó exento.

Alerta

En un primer encuentro entre especialistas, en 2006, con la asistencia de investigadores de Estados Unidos y Europa, se acordó profundizar y alertar sobre la vinculación de la hidratación con la supervivencia, la buena salud, el rendimiento físico y mental, la productividad laboral y en todo ámbito que vincule al hombre con su equilibrio psicofísico individual y en conjunto.

Así como el cigarrillo y sus consecuencias tomaron estado universal, el agua está transitando por carriles semejantes de modo que los médicos y nutricionistas están abocados a que cada individuos tome conciencia de sus beneficios y sus consecuencias.

“La hidratación y el consumo de líquidos no han recibido aún la atención adecuada en las pautas públicas”, señaló Maxime Buyckx, director de Ciencia de la Salud y la Nutrición para el Instituto de Bebidas para la Salud y el Bienestar de The Coca-Cola Company.

La ingeniera Mónica Faué, gerente de Calidad de Mercado de aguas en Nestlé Waters Argentina, opina que el agua nos compromete a todos: “Estuvimos presentes después de la erupción del volcán Puyehue; es un compromiso de responsabilidad con la comunidad.”

Técnicos y científicos señalan que este es un camino abierto y que el agua está en el área sensible que enlaza al hombre, la economía y la salud.

Mucho más que beber agua

Necesitamos agua por miles de razones básicas, como ser: la digestión, la absorción, la circulación, para vehiculizar las vitaminas solubles, para producir saliva, proteger las articulaciones, regular la temperatura corporal, etcétera.

Es un nutriente que, cuando falta, perjudica la función cognitiva y el control motor. Es importante para bajar de peso. En una población de entre 19 y 35 años, experimentamos que la deshidratación afectó el equilibrio, la comprensión y la visión.

Es fundamental tomar agua porque es lo mejor para sacar la sed. Pero también pueden ingerirse todas las bebidas no alcohólicas y preferiblemente no azucaradas, ya que suman como agua y actúan de igual manera a nivel fisiológico. Todos los alimentos, especialmente las frutas y verduras, también la aportan.

Grupos en riesgo

Los bebés y los ancianos son los grupos que corren mayores riesgos de deshidratación. Ambos pueden deshidratarse rápidamente. En los mayores la deshidratación se puede asociar con caídas, infecciones y alteraciones del conocimiento.

La edad, el sexo, el clima y si son sedentarios o activos son factores determinantes para saber cuánto necesitamos beber. Entre los 19 y 70 años, deberías tomar unas 12 tazas las mujeres, y 16, los hombres.

Los signos de deshidratación son: fatiga, piel reseca, sed, boca pegajosa, incapacidad de producir lágrimas, mareos, dolores de cabeza, calambres y estado de confusión.

Aquí y ahora

La licenciada en Nutrición Paula Mazzini, integrante de NET (Centro de Nutrición, Educación y Terapéutica), destaca que en el verano debemos estar muy atentos: “El agua es indispensable para todos los tejidos. No podemos producir lo que necesitamos y la debemos incorporar. Hay diferentes caminos para su aporte. El tema es de importancia vital.”

Fuente: lanacion[dot]com[dot]ar


Mis Ultimos Tweets

Escribí tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 6 seguidores

Creative Commons License

Este blog y todos sus componentes están bajo la licenciados bajo:

Creative Commons
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License
.
A %d blogueros les gusta esto: