Matilde Menéndez

Posts Tagged ‘alta temperatura

  • En: prevención
  • Comentarios desactivados en Recomendaciones para evitar contagios con alimentos
Para este verano, desde el blog de Matilde Menéndez les brindamos algunas recomendaciones útiles que te permitirán evitar algunos de los trastornos que diariamente afectan a muchas personas.
Durante los días de altas temperaturas, los alimentos no deben permanecer fuera de la heladera por más de una hora antes de ser consumidos, recalentados, refrigerados o colocados en el freezer. Desechá sobrantes de comida que hayan estado sin refrigeración por un tiempo mayor al mencionado.
Contaminación bacteriana
Evitá cortar la cadena de frío, dado que en verano los alimentos son más susceptibles a la contaminación bacteriana, tanto para días de campo, playa o para cualquier otro lugar al aire libre.
Transportá los alimentos de manera que se encuentren refrigerados y protegidos del sol (por ejemplo, en heladerita). Si esto no es posible, elegí alimentos que soporten mejor las condiciones de temperatura ambiente (enlatados, frutas o desecados). Usá agua segura para lavar tus manos y los utensilios empleados, y para preparar mamaderas, jugos y hielo.
Temperaturas adecuadas
Al realizar las compras, comenzá por los productos que no necesiten refrigeración y dejá para el final los perecederos como carnes, aves y pescados, lácteos y productos congelados. Confirmá que los productos congelados se conserven (ver termómetro de la heladera) a la temperatura indicada en el envase.
Si solicitás el envío de mercadería a tu domicilio, asegurate de que estos productos hayan permanecido el menor tiempo posible a temperatura ambiente. No aceptes pedidos que hayan demorado más de una hora. Al recibirlos, colocalos inmediatamente en el refrigerador o el freezer.
Los productos como carnes, aves y pescados deben guardarse en bolsas y separadores del resto de los alimentos. Así evitarás que los jugos de esos productos contaminen otros alimentos.
Conservá los huevos en su envase original y refrigerado. No compres aquellos que tengan la cáscara sucia o rota. Lavalos bien en el momento de cocinarlos. Evitá las comidas, salsas o postres preparados con huevos crudos.
Lavar frutas y verduras
Las frutas y verduras frescas deben lavarse cuidadosamente antes de ser consumidas para evitar la contaminación con microbios y la presencia de productos químicos (pesticidas y fertilizantes). No vuelvas a congelar un alimento que ya fue descongelado, pues dicho proceso favorece a la contaminación con microorganismos y su posterior proliferación.
Realizá el descongelado en la heladera, nunca a temperatura ambiente, acercando el producto a una fuente de calor o colocándolo bajo una canilla. Cociná completamente los alimentos antes de consumirlos. Carnes y pollos no deben estar rosados en su interior.
Precaución con los mariscos
Si consumís mariscos obtenidos por mano propia o por terceros, asegurate de que no sea tiempo de veda por marea roja. Preferí los moluscos que se adquieren en lugares habilitados por la autoridad sanitaria local.
Fuera de tu hogar no consumas jugos o bebidas que no se encuentren en sus envases originales, ni helados de procedencia desconocida.
¡Y a disfrutar del verano!
Fuente: Prensa Libre
Anuncios
  • En: prevención
  • Comentarios desactivados en Claves para evitar que el cuerpo sufra por las altas temperaturas

Se recomienda beber mucho líquido, comer frutas y verduras, y usar ropa liviana.

Mareos, confusión, naúseas, vómitos, sequedad de piel, fiebre, desorientación, dolor de cabeza, sensación de fatiga, calambres musculares. Y en los casos más graves, la persona puede perder la conciencia, tener convulsiones y hasta llegar al coma. Esos son los síntomas del golpe de calor, un trastorno grave que se presenta cuando un organismo no alcanza a eliminar todo el calor que absorbe.

 

El golpe de calor es la consecuencia de la exposición a temperaturas ambientales altas y se presenta cuando la temperatura central del cuerpo aumenta y los mecanismos de defensa resultan inadecuados.

 

“Es una situación que puede producir daños graves al organismo dado que muchos órganos dejan de funcionar correctamente a estas temperaturas. Uno de los órganos más sensibles es el cerebro y los riñones también pueden resultar muy afectados. Se considera golpe de calor cuando la temperatura corporal pasa los 40 °C aproximadamente”, explica la licenciada en Nutrición Cecilia Zeballos.

 

La temperatura corporal normal es de 36.6° aproximadamente y para poder mantenerla estable en un ambiente de mucho calor el organismo utiliza mecanismos de vasodilatación (transpirar) para compensar. Cuando este mecanismo no es suficiente sobreviene el golpe de calor, según explican los especialistas.

 

Personas en riesgo

Los mayores de 75 años y lo niños menores de un año (personas que no pueden incorporar suficiente líquido con frecuencia) y sobre todo quienes están tomando algún remedio, especialmente los diuréticos, son los grupos de mayor riesgo para padecerlo. También son más propensos a tener un golpe de calor los enfermos crónicos y los individuos sanos que realizan ejercicio físico intenso en días muy calurosos.

 

“La población tiene que saber que lo más importante es hidratarse, evitar exponerse al sol o hacer actividad física exigente en horas de altas temperaturas, comer en base a frutas y verduras y evitar el alcohol. En líneas generales, hay que tomar dos litros de agua por día ya que repone la pérdida de la transpiración”, explica Alberto Alves de Lima, subjefe de cardiología Clínica del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires.

 

Con el verano ya a pleno, la licenciada Zeballos da algunas recomendaciones para evitar un golpe de calor. Lo importante es beber mucho líquido, elegir prendas livianas y claras para vestir, y optar por una alimentación balanceada con muchas frutas y verduras.

 

Consejos

  • Beber mucho líquido: como mínimo dos a tres litros por día.
  • Vestir con ropa ligera y fresca. Lo más aconsejado es llevar ropa de algodón fina, y de color claro
  • Proteger la cabeza. Es importante que las personas calvas usen sombrero si realizan caminatas o exposiciones al sol.
  • Comer comidas ligeras y no beber alcohol. Evitar alimentos que tengan mucha grasa: suman muchas calorías y elevan la temperatura corporal.
  • No ingerir comidas muy calientes. Lo mejor es comer frutas y verduras.
  • Descansar si se realiza trabajo o ejercicio físico duro. Refrescarse a la sombra, descansando y bebiendo agua.
  • Mantenerse en ambientes frescos: recurrir a ventiladores, acondicionadores de aire o paños fríos para mantener fresco el cuerpo.
  • Evitar hacer ejercicio en las horas de pleno calor.

 

 

Fuente: clarín[dot]com


Mis Ultimos Tweets

Escribí tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 6 seguidores

Creative Commons License

Este blog y todos sus componentes están bajo la licenciados bajo:

Creative Commons
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License
.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: