Matilde Menéndez

Posts Tagged ‘cáncer

  • In: prevención
  • Comentarios desactivados en Sabé porqué no hay que fumar

Según las últimas estadísticas, a medida que va disminuyendo la mortalidad por cáncer de mama, va aumentando la de cáncer de pulmón en la mujer. Esto es así por varias razones, pero principalmente por el progreso… ¿qué tiene que ver el progreso con todo esto? es que los avances en medicina preventiva permiten detectar y tratar los tumores de mama con mayor antelación. Pero al mismo tiempo, empezar a fumar más jóvenes y convivir en ambientes llenos de humo (como el trabajo o las discotecas) son algunas de las causas por las que el cáncer de pulmón aumenta cada vez más. Enterate qué tenés que hacer para cuidarte y prevenir esta enfermedad.

Si bien han habido avances en la legislación que prohíbe fumar en espacios públicos y mayor toma de conciencia por parte de las empresas que lo impiden en las oficinas, todavía estamos lejos de la verdadera disminución de la propensión a sufrir cáncer de pulmón.
Según las últimas estadísticas, además, un tercio de los casos comprobados de tumores pulmonares se dan en personas que no fuman ¿Porqué? Porque se trata de fumadoras pasivas, es decir, de mujeres que no fuman pero conviven todo o gran parte del día con fumadores.
Hay muchas cosas que podemos hacer para no fumar, entre las cuales están:

  • No lleves cigarrillos con vos ni los tengas en casa, oficina o auto. Tampoco ceniceros, fósforos ni encendedores.
  • Comprometete ante la gente conocida. Comentá que has puesto todos tus esfuerzos para no fumar más y necesitás su ayuda para que no te faciliten la reincidencia.
  • Si fumabas durante actividades prolongadas (hogareñas o de escritorio) interrumpilas cada media hora, salí de la habitación, hacé otra cosa y retomá la tarea.
  • Tomá agua cada vez que las ganas de fumar aparezcan. Agregá por lo menos un litro más de agua por día que cuando fumabas.
  • Lavate los dientes sistemáticamente e inmediatamente (siempre) después de cada comida incluyendo desayuno y merienda.
  • Evitá las sobremesas como las hacías mientras fumabas. Modificá tu escenario de fumador. Movete a otro ambiente después de lavarte los dientes.

Hay muchos más consejos y propuestas en sitios como Chau Pucho, por ejemplo. Para terminar, si no fumás, fijate lo que podés hacer para que los otros no te afecten. Y si tenés chicos, recordá lo que te dijimos en el artículo Los chicos que fuman… aunque no fumen.
Información suministrada por LALCEC  y Chau Pucho
Foto por
JavierPsilocybin

Anuncios
  • In: prevención
  • Comentarios desactivados en ¿Por qué es tan importante proteger la piel?

¿Sabías que en los primeros 20 años una persona recibe aproximadamente el 80% de la radiación de toda su vida? Para grandes y chicos tomar sol en exceso es una conducta riesgosa…y muchas veces los efectos se evidencian más tarde en daños crónicos o en cáncer de piel. Es fundamental empezar el cuidado de la piel frente al sol ya en los primeros años de los niños, porque los efectos causados por las radiaciones ultravioletas son acumulativos a lo largo de toda la vida.

 Los rayos UVA y UBV son radiaciones ultravioletas emitidas por el sol. Los más chicos suelen pasar mucho tiempo jugando al sol y, como su piel es más susceptible de ser dañada por los rayos que emite, pueden darse quemaduras o golpes de calor.
¿Desde qué edad se pueden aplicar cremas con protección a los chicos? Según la Sociedad Argentina de Pediatría, a partir de los 6 meses del bebé pueden aplicarse protectores solares, también llamados fotoprotectores. De todas maneras, se recomienda no exponer de manera directa al sol a los menores de 1 año de edad.
Internacionalmente, los expertos coinciden en algunas recomendaciones con respecto a la exposición solar, que son iguales para adultos y para niños:

  • Elegir la sombra.
  • Usar ropa como protección contra el sol (gorros, sombreros, anteojos, remeras).
  • Evitar el sol del mediodía (o sea, entre las 10 y las 16).
  • No exponer en forma directa a menores de 1 año.
  • Ante exposiciones indirectas ocasionales, a partir de los 6 meses de vida se pueden usar protectores solares.
  • Usar cremas con un factor de protección solar mínimo de 15, amplio espectro (contra UVA y UVB), cubriendo toda la piel expuesta, y renovarla cada 2 horas o ante inmersión en agua o excesiva transpiración.

La frase “Aunque no lo veamos, el sol siempre está” no podría ser más cierta en lo que se refiere a la protección solar; porque las nubes también dejan pasar el sol y, muchas veces, al no percibir calor, suponemos que ese sol no nos va a quemar la piel. Además, tanto la arena, como el mar y la nieve aumentan la acción de los rayos nocivos.
Está comprobado que las consecuencias que produce la exposición habitual y persistente al sol sin la adecuada protección son el cáncer de piel, el daño crónico y el envejecimiento prematuro de la piel. Y, lo más importante, la exposición solar es responsable de hasta el 90% de los cánceres de piel. Es que las personas minimizamos los riesgos porque los efectos nocivos no se sienten inmediatamente.

Por eso, tomar sol en exceso es siempre una conducta riesgosa, aunque los efectos se noten más tarde. Entonces no esperes más para protegerte y proteger a los tuyos: cuando salga el sol, cuidá tu piel.

Fotografía por Ed Yourdon

El carcinoma papilar tiroideo es el cáncer más común de la glándula tiroides.

Alrededor del 80% de todos los cánceres de tiroides diagnosticados en los Estados Unidos son de tipo carcinoma papilar y son más comunes en mujeres que en hombres. Se puede presentar en la infancia, pero casi siempre se observa en adultos aproximadamente a la edad de 45 años.

 

La causa de este cáncer se desconoce. Es posible que intervenga un defecto genético.

 

La exposición a la radiación incrementa el riesgo de desarrollo de este tipo de cáncer. La exposición puede ocurrir a raíz de:

 

  • Tratamientos de radiación externa en altas dosis al cuello, especialmente durante la niñez, empleados para tratar cáncer infantil o algunas afecciones benignas de la infancia.
  • Radiación debido a pruebas con bombas atómicas realizadas en las islas Marshall y el desastre nuclear de Chernobyl en 1986 en Ucrania, sobre todo en niños.
  • La radiación administrada a través de una vena (vía intravenosa) durante exámenes y tratamientos médicos no incrementa el riesgo de padecer cáncer de tiroides.

 

Síntomas

El cáncer de tiroides por lo regular comienza como un pequeño tumor (nódulo) en la glándula tiroides, que está localizada en la parte central del frente del cuello.

 

Aunque algunos pequeños tumores o protuberancias pueden ser cáncer, la mayoría de los nódulos tiroideos son inofensivos y no son cancerosos.

 

La mayoría de las veces no hay otros síntomas.

 

Signos y exámenes

Si tenés un tumor en la tiroides, el médico ordenará análisis de sangre y posiblemente una ecografía de dicha glándula.

 

Si la ecografía muestra que el tumor es mayor a 1.0 cm, se llevará a cabo una biopsia especial llamada aspiración con aguja fina (AAF). Este examen ayuda a determinar si el tumor es canceroso.

 

Las pruebas de la función tiroidea generalmente son normales en pacientes con cáncer de tiroides.

 

Tratamiento

Según el Instituto Nacional de Salud de los EEUU, existen 3 tipos de tratamiento para el cáncer de tiroides:

 

  • Cirugía
  • Yodo radiactivo
  • Medicamentos

 

La cirugía se realiza para extirpar la mayor cantidad de cáncer posible y cuanto más grande sea el tumor, mayor será la cantidad de glándula tiroidea que se deba extirpar. Con frecuencia, se extirpa toda la glándula.

 

Después de la cirugía, la mayoría de los pacientes deben recibir yodo radiactivo, que generalmente se toma por vía oral. Esta sustancia destruye cualquier tejido tiroideo remanente y también ayuda a obtener imágenes más claras, de manera que los médicos puedan ver si hay algún cáncer adicional.

 

Si la cirugía no es una opción, puede servir la terapia radiactiva externa.

 

Después de la cirugía o el yodo radiactivo, el paciente necesitará tomar un medicamento llamado levotiroxina sódica por el resto de su vida, el cual reemplaza la hormona que la tiroides normalmente produciría.

 

La mayoría de los pacientes que tuvieron cáncer necesitarán hacerse un examen de sangre cada 6 a 12 meses para verificar los niveles tiroideos. Otros exámenes de control que se pueden hacer después del tratamiento para el cáncer de tiroides abarcan:

 

Factores que disminuyen la supervivencia

El Instituto Nacional de Salud de los EEUU explica que los siguientes factores pueden disminuir la tasa de supervivencia:

 

  • Edad de más de 45 años
  • Cáncer que se ha diseminado a partes distantes del cuerpo
  • Cáncer que se ha diseminado a tejidos blandos
  • Tumor grande

 

Por eso, consultá con el médico si tiene un tumor o protuberancia en el cuello.

 

Desde el blog de Matilde Menéndez queremos que tomes conciencia de la importancia de visitar regularmente al médico y hacerte exámenes para prevenir enfermedades y disminuir sus consecuencias.

 

Fuente: Instituto Nacional de Salud de los EEUU

  • In: Uncategorized
  • Comentarios desactivados en El 40% de los cánceres podría prevenirse

Así lo indica un estudio de investigadores ingleses que afirman que un cambio en la calidad de vida ayudaría a mejorar los índices.

 

Un estudio realizado por investigadores ingleses afirmó que más del 40 por ciento de los casos de cáncer, puede prevenirse con un cambio de estilo de vida.

 

La investigación que publicó el British Journal of Cancer y reproduce el diario español El Mundo, destacó que el evitar el tabaquismo, controlar la obesidad y cumplir una dieta sana son factores que deben tenerse en cuenta para evitar el cáncer.

 

El estudio auspiciado por el centro de Investigación del Cáncer del Reino Unido que analizó la evolución de los diagnósticos de cáncer en Inglaterra, precisó que el 42,7 por ciento de los diagnósticos se podrían prevenir con cambios en el estilo de vida.

 

Max Parkin, investigador de la Universidad de Londres, sostuvo que “mucha gente cree que el cáncer se debe a factores genéticos o del destino y que es cuestión de suerte el contraerlo o no”.

 

Pero destacó que “mirando la evidencia, parece claro que al menos el 40 por ciento de los cánceres son causados por factores que tenemos el poder de cambiar”.

 

¿Cómo prevenir?

Los datos señalaron que el dejar de fumar, hacer ejercicio, beber menos o comer más vegetales y frutas servirían para reducir cerca de 134.185 los diagnósticos de cáncer en un año en Inglaterra.

 

El estudio atribuyó al tabaquismo el 19,4 por ciento de los casos de cáncer diagnosticados en 2010 en Gran Bretaña y el segundo factor como causante de tumores a la obesidad.

 

En tanto, la insuficiencia en el consumo de frutas y verduras en la dieta es responsable del 4,7 por ciento de casos de cáncer, el exceso de carne de 2,5 y la falta de fibra del 1,5.

 

El estudio demostró una disparidad entre hombres y mujeres, debido a que el estilo de vida es el causante de casi la mitad de casos de cáncer masculinos (45%), mientras que la proporción baja al 40 por ciento en las mujeres.

 

Fuente: lanacion[dot]com[dot]ar

Cómo disfrutar del verano sin correr riesgos. Los 10 errores más frecuentes y consejos de especialistas.

Llega el verano, momento de abrir las ventanas y dejar correr el aire, de salir al jardín, acondicionar la terraza, hacerse un espacio en el balcón o encontrar el mejor lugar en la plaza. Tiempo de disfrutar de la naturaleza y salir al sol, fiel testigo de momentos felices. Es difícil no quererlo: después de exponerse unos minutos a su luz, uno se mira en el espejo y se percibe más agraciado, con menos defectos. El bronceado da vida al rostro, hace que cada vestido luzca mejor, y evita depender del maquillaje.

El sol regala energía, da sensación de bienestar, estimula la circulación, ayuda a conciliar el sueño, contribuye a la regulación de estados depresivos y favorece la producción de hormonas sexuales. Sin embargo, con sus rayos ultravioletas como representantes oficiales en la Tierra, y la capa de ozono deteriorada, el sol puede ser peligroso. Pero estar atentos no significa encerrarse en la oscuridad, sino tomar los recaudos para disfrutar del sol de manera conciente y precavida.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alarma: “Uno de cada tres tumores que se detectan son en la piel”. “La mayoría de las personas no lo sabe, probablemente porque sus apariciones más comunes son diagnosticadas a tiempo. Pero la tendencia mundial indica un incremento de un 3% anual, que se atribuye principalmente a las costumbres actuales”, dispara la doctora María Esperanza Pérez, del Área de Vigilancia de la Salud, Prevención y Control de Enfermedades de la OMS. “El culto a la estética considera que el bronceado es un signo de belleza”, justifica.

Cifras

En Argentina, de 1992 a 2004 se detectó un incremento alarmante en el número de melanoma (gravedad intermedia) y un aumento de 2,25 veces el riesgo de carcinoma (gravedad alta), según la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD). Pero el cáncer de piel es una enfermedad que, detectada a tiempo, puede ser sólo una piedra en el camino. Por eso, la SAD hace hincapié en el control prematuro, con su 18° Campaña Nacional de Prevención del Cáncer de Piel, bajo el lema “Cuidá tu piel. Es la única que tenés”, que se lanza el lunes.

La doctora Virginia Mariana González, co-coordinadora de la cruzada, expone: “Queremos concientizar a la población sobre la existencia de esta enfermedad, y transmitir que entre sus factores de riesgo, hay uno que es evitable: la exposición inconciente a los rayos UV”. El otro objetivo es la detección precoz del cáncer de piel. Del 14 al 18 de noviembre, los hospitales, clínicas, centros médicos y profesionales particulares adheridos a la Campaña, brindarán consultas gratuitas en todo el país.

Los 10 errores más comunes

Hay creencias que se mantienen aunque sólo sean relatos sin fundamento o rumores que se han corrido en la historia. Los 10 pensamientos más comunes a desterrar son:

1 – “En unos años me empiezo a cuidar”

Quienes se exponen al sol en forma excesiva o han sufrido quemaduras graves deben saber que el efecto de los rayos UV es acumulativo y produce cambios irreversibles en la estructura de la piel. Hay que cuidarse siempre y cada una de las veces que uno está bajo el sol. “Si bien el cáncer de piel es más frecuente después de los 50 años, hoy se detecta en personas cada vez más jóvenes”, afirma la doctora. Protegerse de la radiación UV es fácil, sólo hay que acostumbrarse. Lo primero es evitar la exposición al sol durante las horas del mediodía. Además, usar crema protectora con factor mayor a 15 y renovarla cada dos horas.

2 –  “La piel oscura no necesita protección”

La OMS detalla que todos los tonos de piel están en riesgo y que las personas de piel blanca, ojos claros, pelo rubio o pelirrojo, pecas, antecedente de quemaduras o lunares muy numerosos, deben extremar los cuidados y protegerse con un FPS de 30 en adelante.

3 – “Si me tiene que tocar, me tocará”

La OMS asegura que el cáncer de piel, en gran medida, es prevenible si se evitan los factores de riesgo conocidos y modificables. “El más importante de todos es la exposición a los rayos ultravioletas (UV) procedentes del sol y de las camas o lámparas solares. Demasiada exposición puede cambiar la textura de la piel, hacer que envejezca de manera prematura y causar cáncer”, advierte la doctora Pérez, desde la sede en Washington de la OMS, quien aconseja que “para evitar la sorpresa, hay que vigilar la piel, realizarse autoexamen y consultar a un médico. Más aún si aparecen cambios en manchas, lunares u otro tipo de alteraciones”.

4 – “Si está nublado, no uso protector”

En días nublados o con neblina se reciben radiaciones UV igual que en días soleados y despejados. Además, “hacen efecto de lupa y de reflejos solares”, sostiene el doctor Alberto Velasco, coordinador de la 18° Campaña. La mismo ocurre con el cemento, la arena, el agua y la nieve: todos generan un reflejo que aumenta la quemazón en distinta proporción (la nieve es la más alta).

5 – “Sólo uso protector cuando voy a la playa o al mediodía”

Cualquier actividad al aire libre requiere protección. “No hay bronceado seguro”, asevera Velasco. “El sol está fuerte desde septiembre hasta abril: todos los meses implica un riesgo”, asegura el doctor Fernando Stengel, presidente de la Fundación Cáncer de Piel. “Una forma de darse cuenta es si la sombra que genera el sol es más corta que la altura de la persona”, enseña. Sombra corta = Riesgo alto. Sombra larga = Riesgo bajo. Además, hay que tener en cuenta que la franja horaria de riesgo y daño se ha ampliado, y abarca desde las 10 hasta las 16.

6 – “Me pongo el protector una vez que estoy bajo el sol”

El tiempo que tarda el producto en hacer efecto es de 30 minutos, sin excepción. Hay que aplicarlo antes de exponerse y renovarlo a las 2 horas. Por otro lado, los médicos sugieren no olvidar que si se suda o se hace deporte, se debe reponer el protector más seguido. “Una vez por hora”, aconsejan. Incluso, aclaran que si uno se mete al agua debe volver a protegerse. Las cremas catalogadas como “resistente al agua” tienen el efecto de fijar más el producto a la piel e impermeabilizar. Sin embargo, cuando uno se pasa la toalla, se viste por un rato, o se queda más tiempo en el mar o la pileta, lo erosiona y pierde efecto. Es importante repetir la aplicación con la piel seca.

7 – “Todos a la playa”

Antes del primer año de vida, los chicos deben alejarse de los rayos UV. A partir de los 6 meses, pueden exponerse ocasionalmente, con protector 60. Luego del año, hay que hacerlo con extremo cuidado. En el caso de las mujeres embarazadas, la SAD dice que deben reforzar la protección al estar bajo el sol, ya que “los cambios hormonales propios de la etapa provocan alteraciones en la coloración de la piel que se agravan con la exposición al sol”.

8 – “Iré al médico el año que viene”

Sí o sí, hay que visitar al dermatólogo una vez al año y solicitarle que realice una revisación integral. De ser posible, conviene elegir una fecha previa al verano, para asegurarse de que la piel está en condiciones óptimas. “El examen cutáneo debe ser total. Aconsejamos que el paciente aprenda a examinarse para poder guiar al médico en el momento de la consulta. También, que sea abierto y que admita la revisación total. Muchas veces, la vergüenza es un impedimento, pero cualquier parte del cuerpo puede ser blanco del cáncer de piel”, asegura el coordinador de la Campaña. Hay zonas comunes a la hora de encontrar lunares y manchas, que, en general, no se chequean, como la boca, el cuero cabelludo y las plantas del pie.

9 – “Con el protector solar, estoy protegido”

El doctor Stengel se opone a que el cuidado se reduzca a una crema: “Los protectores solares no son totales ni protegen como dicen sus publicidades. Los usuarios nos ponemos menos de 1 mg. por cm2, mientras que los ensayos para desarrollar las cremas se hacen con 2 mg. por cm2. De esta manera, un factor de protección solar (FPS) 50, pasa a proteger como un 15”, opina. Elegir la sombra, usar un sombrero de visera larga, anteojos con filtro UV y remera con mangas, ayudan a reforzar la protección. Recordar que la ropa mojada no protege.

10 – ¡Qué bien me queda el bronceado!

Mientras que el sol y las camas solares dan sensación de belleza a corto plazo, aumentan el riesgo de padecer cáncer de piel. Tanto el doctor Velasco como el doctor Stengel, llaman a las camas solares “camillas de irradiación ultravioleta”. “No son una cama donde se descansa; tampoco son solares, porque no replican al sol y uno se expone a rayos que generan daño”, explica Velasco. Por su parte, Stengel, no vacila: “Las camillas de irradiación han sido declaradas como un carcinógeno completo por la OMS. Brasil ya las clausuró, el Reino Unido las prohibió a menores de 18 años, y USA va en ese camino. Pero en Argentina los intereses económicos superan al interés por la preservación de la salud”, sentencia. Reflexiones para tener muy en cuenta.

Tips para cuidarse

  • En deportes al aire libre: colocarse protector solar antes de jugar y, en el entretiempo, hidratarse y refrescarse. Para el golf, además, usar sombrero de ala ancha en lugar de gorro y sombrilla de lona.
  • En el agua: no frotarse la piel después de nadar, porque el protector se saldrá.
  • En la altura: por cada 200 metros que se asciende, se incrementa en un 5% el efecto de la radiación UV. En la montaña hay que usar mayor protección.
  • Al manejar: El vidrio de los autos sólo bloquea los rayos UVB, pero no los UVA. Se requiere protector si se conduce mucho.

Fuente: entremujeres[dot]com

¿Qué exámenes conviene hacer y desde cuándo? Informate para aconsejar a los hombres de tu familia.

 

El cáncer de próstata es uno de los tumores más frecuentes en los hombres y la segunda causa de mortalidad por cáncer después del pulmonar.

 

La próstata forma parte del aparato reproductor del hombre y se ubica alrededor de la uretra. Su función es producir un líquido que protege y nutre a los espermatozoides.

 

A diferencia de otras patologías oncológicas, el cáncer de próstata es una enfermedad muy heterogénea. Algunos tumores pueden evolucionar lentamente, como suele pasar en los hombres mayores de 75 años. Sin embargo, en pacientes jóvenes el curso de la enfermedad suele ser más agresivo.

 

La detección precoz ha posibilitado el hallazgo de tumores localizados. En esta situación los tratamientos son más efectivos.

 

Métodos de detección precoz

Como métodos de detección precoz se utilizan el examen de la próstata a través del tacto rectal y la determinación de Antígeno Prostático Específico (PSA) en una muestra de sangre.

 

Si bien este es un punto de controversia, en general se recomienda el control anual con ambos métodos desde los 50 años en pacientes sin síntomas o desde los 40 en pacientes con antecedentes familiares (de padre o hermanos).

 

Por otra parte, ante trastornos como dolor al orinar, disminución de la fuerza de la orina, goteo al finalizar la micción (que puede ser dolorosa o con ardor), menor volumen urinario y mayor frecuencia (especialmente por la noche), eyaculación dolorosa, presencia de sangre en orina o imposibilidad de orinar, se recomienda la consulta inmediata  para realizar los estudios específicos.

 

 

Fuente: Dra. María Victoria Costanzo, médica de planta del Instituto Alexander Fleming, para entremujeres[dot]com

  • In: enfermedades | prevención
  • Comentarios desactivados en Las enfermedades prevenibles causan 8 de cada 10 muertes

La ONU difundió datos de Argentina. Los problemas cardiovasculares van primeros. Le siguen el cáncer, trastornos respiratorios y diabetes. Las campañas no alcanzan y la gente no cambia los hábitos.

Cáncer, enfermedades cardiovasculares, trastornos respiratorios y diabetes: cuatro enfermedades crónicas por las que mueren 36 millones de personas por año en el mundo. Argentina no está exenta. Según el Mapa de las Enfermedades No Transmisibles que difundió el jueves la Organización Mundial de la Salud (OMS) –el organismo para la salud de las Naciones Unidas (ONU)–, el 80% de los fallecimientos en nuestro país se produce por alguna de esas enfermedades: es decir, 8 de cada 10 habitantes mueren por problemas de salud que pueden prevenirse.

El mapa de las Enfermedades No Transmisibles (ENT) incluye 193 países. En Argentina, según el estudio de la OMS, los trastornos cardiovasculares van primeros: son responsables del 33% de las muertes. Los cánceres representan los 20%, seguidos por las enfermedades respiratorias (10%) y la diabetes (3%). Los traumatismos (accidentes) representan el 6% de las víctimas totales y las enfermedades transmisibles, como el VIH, y otras patologías, el 14%. Los organismos sanitarios se refieren a estas patologías como “los cuatro asesinos” y hablan de una epidemia a la que es urgente ponerle freno.

Las muertes a causa de estas cuatro enfermedades son prevenibles, pero para eso hay que disminuir los factores de riesgo. Y los argentinos, en ese sentido, no nos cuidamos. De acuerdo al informe, la prevalencia de los factores de riesgo en la población es alta. Más de la mitad del país, el 64,2%, tiene sobrepeso; el 68% no hace actividad física; el 36,7% de la población tiene presión arterial elevada y el 23% consume a diario tabaco, vinculado con los trastornos respiratorios. La OMS también señala que si bien hay políticas públicas en tabaco, dieta, actividad física y cáncer, faltan acciones para combatir el consumo de alcohol y las enfermedades cardiovasculares.

 

Campañas ¿efectivas?

“Las campañas de prevención de adicciones a nivel nacional y porteño son insuficientes”, arranca Carlos Damin, jefe de Toxicología del Hospital Fernández, uno de los especialistas consultados por Clarín. Damin aclara que el consumo de alcohol, tabaco o sustancias prohibidas no provoca estas enfermedades, pero sí las agrava. Además de ser débiles en el mensaje, el especialista destaca que las campañas que hay, van por la negativa. “No consumas, no tomes. Cada vez que van por lado de la prohibición, el resultado es pobre. Hay que promocionar los hábitos saludables: comer sano, hacer deportes, no automedicarse”, sostiene.

En cuanto a afecciones del corazón, Argentina está dentro de la media respecto de los países desarrollados: casi un 40% de las muertes están asociadas a un problema cardiovascular. La estadística se estancó hace unos 30 años para Roberto Ingaramo, ex vicepresidente de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial. “La gente vive más, pero se sigue muriendo de lo mismo –resume–. No terminan de adoptar un estilo de vida saludable y tampoco se controlan. Los que hacen actividad física siempre son muy pocos, el cigarrillo se sigue vendiendo como antes y los jóvenes fuman mucho. Están más informados y supuestamente atienden los buenos consejos. Pero aún no hay resultados que reflejen ese cambio”.

“Aunque están encaminadas, las campañas de prevención todavía no son suficientes. La puesta en vigencia de la Ley Antitabaco no restringe el acceso al tabaco pero sí protege al fumador pasivo, y eso es un buen paso. Por otro lado, es destacable que los estados atiendan a las enfermedades crónicas y prevenibles. Se dieron cuenta de que presentan costos humanos y económicos importantes. Reunirse para conocer la magnitud del problemas es dar respuesta a la población”, señala Javier Osatnik, miembro del Consejo Ejecutivo del Instituto Nacional del Cáncer, organismo estatal creado hace un año. Los cánceres están segundos en el ranking de morbilidad en Argentina, según la OMS.

 

Diabetes y cigarrillo

La diabetes queda en el último puesto, pero no por eso es menos importante. Silvio Schraier, médico especialista en Nutrición, docente de la UBA y miembro de la Sociedad Argentina de Diabetes, habla de “diabesidad”. Se refiere así a la enfermedad (diabetes), asociada con el factor de riesgo (obesidad). El parentesco, asegura, es directo y por eso requiere de la misma atención que las enfermedades que van primeras en la lista. “Para disminuir las cifras de diabetes e hipertensión, hay que generar distintas medidas para estimular a la no gordura, al no sedentarismo, al mayor consumo de frutas y verduras. Es un esfuerzo multisectorial que no puede llevar menos de una década”, aporta el especialista.

La Ley Antitabaco, las campañas destinadas a reducir el consumo de grasas trans y sal y a alentar la ingesta de frutas y verduras, la incorporación al calendario obligatorio de la vacuna contra el VPH y la reglamentación de la Ley Celíaca servirán como ejemplo de la experiencia argentina. “Hay mucho por hacer –reconoce Kosacoff desde Nueva York–, el esfuerzo debe estar puesto en concientizar a la gente, con fuertes campañas de promoción de la vida saludable”. Eso, sumado a la inversión de recursos, al acceso a los medicamentos una vez que la persona se enferma y al control médico periódico, además del trabajo intersectorial que obliga al sector privado, industrial, ONG y la sociedad científica a sumarse al sector público, es la propuesta argentina para el mundo.


Mis Ultimos Tweets

Escribí tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 6 seguidores

Creative Commons License

Este blog y todos sus componentes están bajo la licenciados bajo:

Creative Commons
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License
.
A %d blogueros les gusta esto: