Matilde Menéndez

Posts Tagged ‘cigarrillo

  • In: prevención
  • Comentarios desactivados en Sabé porqué no hay que fumar

Según las últimas estadísticas, a medida que va disminuyendo la mortalidad por cáncer de mama, va aumentando la de cáncer de pulmón en la mujer. Esto es así por varias razones, pero principalmente por el progreso… ¿qué tiene que ver el progreso con todo esto? es que los avances en medicina preventiva permiten detectar y tratar los tumores de mama con mayor antelación. Pero al mismo tiempo, empezar a fumar más jóvenes y convivir en ambientes llenos de humo (como el trabajo o las discotecas) son algunas de las causas por las que el cáncer de pulmón aumenta cada vez más. Enterate qué tenés que hacer para cuidarte y prevenir esta enfermedad.

Si bien han habido avances en la legislación que prohíbe fumar en espacios públicos y mayor toma de conciencia por parte de las empresas que lo impiden en las oficinas, todavía estamos lejos de la verdadera disminución de la propensión a sufrir cáncer de pulmón.
Según las últimas estadísticas, además, un tercio de los casos comprobados de tumores pulmonares se dan en personas que no fuman ¿Porqué? Porque se trata de fumadoras pasivas, es decir, de mujeres que no fuman pero conviven todo o gran parte del día con fumadores.
Hay muchas cosas que podemos hacer para no fumar, entre las cuales están:

  • No lleves cigarrillos con vos ni los tengas en casa, oficina o auto. Tampoco ceniceros, fósforos ni encendedores.
  • Comprometete ante la gente conocida. Comentá que has puesto todos tus esfuerzos para no fumar más y necesitás su ayuda para que no te faciliten la reincidencia.
  • Si fumabas durante actividades prolongadas (hogareñas o de escritorio) interrumpilas cada media hora, salí de la habitación, hacé otra cosa y retomá la tarea.
  • Tomá agua cada vez que las ganas de fumar aparezcan. Agregá por lo menos un litro más de agua por día que cuando fumabas.
  • Lavate los dientes sistemáticamente e inmediatamente (siempre) después de cada comida incluyendo desayuno y merienda.
  • Evitá las sobremesas como las hacías mientras fumabas. Modificá tu escenario de fumador. Movete a otro ambiente después de lavarte los dientes.

Hay muchos más consejos y propuestas en sitios como Chau Pucho, por ejemplo. Para terminar, si no fumás, fijate lo que podés hacer para que los otros no te afecten. Y si tenés chicos, recordá lo que te dijimos en el artículo Los chicos que fuman… aunque no fumen.
Información suministrada por LALCEC  y Chau Pucho
Foto por
JavierPsilocybin

Anuncios

“¿Le falta el aire? ¡Quizá tenga EPOC! Pregúntele a su médico acerca de un simple test llamado espirometría”, es el lema del Día Mundial de la EPOC, que se celebra hoy en todo el mundo. Los pacientes con EPOC consultan cuando la enfermedad está avanzada, afirman expertos.

“El paciente va al médico, le comenta que fuma y que tiene tos, y el médico lo toma como algo habitual”, comentó el doctor Eduardo Giugno, director del Hospital del Tórax Dr. Antonio Cetrángolo, al advertir sobre el enorme subdiagnóstico de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), cuya causa principal es el cigarrillo y sus síntomas cardinales la tos, la expectoración y la dificultad para respirar.

Aunque no existen estadísticas locales, advirtió el doctor Daniel Colodenco, ex presidente de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR), “menos del 15% de los pacientes con EPOC recibe el diagnóstico adecuado; la mayoría recibe un diagnóstico de asma, de tos de fumador [que no existe] o de bronquitis crónica”.

“El 25% de los pacientes con EPOC suele ser diagnosticado como asmático, mientras que un porcentaje similar de pacientes con EPOC en realidad padece asma.” Aunque ambas afecciones pueden superponerse en un mismo paciente, y además comparten los mismos síntomas, sus tratamientos son diferentes.

“Si a una persona que tose y que fuma uno no le hace una espirometría, es una oportunidad perdida para el diagnóstico de la EPOC”, agregó Colodenco, que recordó que la espirometría es el estudio que permite detectar la EPOC, y al que debe ser sometida toda persona mayor de 40 años con historia de tabaquismo.

La consulta médica

“La mayoría de los pacientes que llegan al diagnóstico lo hacen en los estadios más graves de la enfermedad, cuando ésta es una afección en la que se produce la destrucción del tejido pulmonar”, dijo el doctor Ramón Alchapar, presidente de la AAMR.

“¿Le falta el aire? ¡Quizá tenga EPOC! Pregúntele a su médico acerca de un simple test llamado espirometría”, es el lema del Día Mundial de la EPOC, que se celebra hoy en todo el mundo, y que recuerda que el problema del subdiagnóstico no es sólo argentino.

“En Estados Unidos, el 63% de los pacientes no está diagnosticado; en España, el 78%, y en América latina, el único estudio realizado sobre el tema halló un 88% sin diagnóstico -enumeró Giugno-. Seguramente en la Argentina estamos más cerca de esta última cifra.”

Mitos peligrosos

La pregunta sobre el porqué del subdiagnóstico de la EPOC no tiene una respuesta única. “La enfermedad suele aparecer tras más de 20 años de tabaco, generalmente después de los 40 años de edad, y siempre uno les echa la culpa de la falta de aire a otras cosas, como la falta de ejercicio -comentó Alchapar-. Pero tampoco se consulta, porque uno íntimamente sabe que el cigarrillo tiene que ver con eso, y que si uno consulta, le van a decir que deje de fumar…”

Existen muchos mitos que conspiran contra el diagnóstico precoz de la EPOC. “Se piensa que es una enfermedad de hombres de edad avanzada -dijo Giugno-. Cuando en realidad, muchos pacientes tienen menos de 55 años, y cuando la EPOC también afecta a las mujeres. Un estudio canadiense mostró que las mujeres con EPOC piensan que lo que tienen es asma.”

Hoy existen motivos para abandonar mitos y fomentar la consulta temprana. “Hasta hace pocos años teníamos medicamentos poco eficaces para tratar la EPOC. Afortunadamente, hoy contamos con numerosas alternativas eficaces y nuestro desafío es llegar al diagnóstico a tiempo, para iniciar los tratamientos lo antes posible”, dijo Colodenco, que destacó que si bien los medicamentos combaten mecanismos de la enfermedad y alivian los síntomas, lo único que reduce su avance es dejar de fumar.

Fuente: lanacion[dot]com[dot]ar

El sedentarismo es hoy uno de los enemigos de la salud cardiovascular de los argentinos, ya que de una reciente encuesta elaborada por TNS Gallup y difundida por la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), cuatro de cada diez personas hace actividad física sólo una vez por semana o ninguna.

“La persona sedentaria tiene las arterias más fijas y tiende a que se hagan más gruesas y con tendencia a tener un problema arteroesclerótico. Aquellos que hacen al menos una caminata de entre 30 a 60 minutos, la mayor cantidad de días de la semana, genera una disminución en la rigidez de la arteria y disminuye la presión que se ejerce sobre la sangre”, afirmó el doctor Roberto Peidró, prosecretario de la FCA.

“Una persona que hace ejercicio hoy regularmente, aunque sea una caminata y aquella que no lo hace, en diez años tendrá el 50 por ciento menos de probabilidad de tener hipertensión arterial”, completó el especialista, que recomendó a la persona que ya padece hipertensión, seguir un tratamiento médico adecuado, reducir la sal en la alimentación, hacer ejercicio físico y atenuar factores externos sociales como el estrés, o la depresión o ansiedad por problemas personales o laborales. “La natación es un deporte excelente para mejorar la actividad cardiovascular y circulatoria”, resaltó.

El cardiólogo Ricardo Iglesias, presidente de la FCA resaltó los datos de la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, que indican que entre 2005 y 2009 aumentó casi 10% el sedentarismo en la Argentina, pasando de 46,2% a 54,9%, e indicó que se trata de un factor de riesgo independiente para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. “Las personas sedentarias tienen mayor predisposición de sufrir hipertensión arterial, sobrepeso y obsesidad, diabetes tipo 2 y alteraciones del metabolismo del colesterol”, afirmó Iglesias.

 

Colesterol y la sal

“Según el Registro Interheart, publicado en la prestigiosa revista The Lancet en 2004, de acuerdo a una evaluación de 29.000 personas en 52 países, el colesterol es el principal factor de riesgo de infarto en el mundo, seguido del tabaquismo. Así, una persona con colesterol alto tiene un riesgo 3,25 veces mayor de sufrir un infarto en el término de un año”, agregó Iglesias, que se mostró contrario a las campañas que promueven el hedonismo en el hombre, donde fumar o comer comidas rápidas embargan de placer a quien consumen cigarrillos o comida chatarra.

Iglesias también destacó el elevado consumo de sal en la Argentina. “Acá comemos de 16 a 18 gramos de sal por día. Lo recomendado es 5 o 6. Por eso lanzamos la campaña “Sal de la mesa”. Es lo mismo que una campaña vial. Usar el cinturón de seguridad le salva la vida a una persona el 0,0007 %. Pero en una comunidad salva el 7% de la totalidad de los muertos por accidente de tránsito. Al bajar medio milímetro la presión se evitan 2000 muertos por año. En Nueva York, por cada dólar que el gobierno pone para que las empresas reciclen la sal [bajen su contenido de los alimentos enlatados] y le pongan menos a los alimentos, el estado al año gana 12 dólares respecto a los gastos de atención médica”, precisó.

 

Claves para una mejor vida

Sedentarismo, comida chatarra y tabaquismo concentran en su mayoría los problemas cardiovasculares en la sociedad argentina y en el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las cardiopatías, o enfermedades cardiovasculares son las responsables del 30% de muertes en todo el mundo.

Alberto Alves de Lima, director de docencia del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires (ICBA), adelantó tres parámetros para llevar una vida sana y con menor riesgo para el corazón y las arterias: comer en base a frutas y verduras, hacer actividad física y no fumar.

“Hay que evitar ingerir la comida rápida o chatarra. Por lo menos caminar para aumentar el ritmo respiratorio. El ejercicio aplicado hasta en pequeños espacios, incrementa la salud y la vitalidad del corazón, ya que está comprobado que hacer actividad física reduce en un 50% las probabilidades de sufrir estas enfermedades. Y por último no fumar”, indicó Alves de Lima.

Fuente: lanacion[dot]com[dot]ar

  • In: enfermedades | prevención
  • Comentarios desactivados en Las enfermedades prevenibles causan 8 de cada 10 muertes

La ONU difundió datos de Argentina. Los problemas cardiovasculares van primeros. Le siguen el cáncer, trastornos respiratorios y diabetes. Las campañas no alcanzan y la gente no cambia los hábitos.

Cáncer, enfermedades cardiovasculares, trastornos respiratorios y diabetes: cuatro enfermedades crónicas por las que mueren 36 millones de personas por año en el mundo. Argentina no está exenta. Según el Mapa de las Enfermedades No Transmisibles que difundió el jueves la Organización Mundial de la Salud (OMS) –el organismo para la salud de las Naciones Unidas (ONU)–, el 80% de los fallecimientos en nuestro país se produce por alguna de esas enfermedades: es decir, 8 de cada 10 habitantes mueren por problemas de salud que pueden prevenirse.

El mapa de las Enfermedades No Transmisibles (ENT) incluye 193 países. En Argentina, según el estudio de la OMS, los trastornos cardiovasculares van primeros: son responsables del 33% de las muertes. Los cánceres representan los 20%, seguidos por las enfermedades respiratorias (10%) y la diabetes (3%). Los traumatismos (accidentes) representan el 6% de las víctimas totales y las enfermedades transmisibles, como el VIH, y otras patologías, el 14%. Los organismos sanitarios se refieren a estas patologías como “los cuatro asesinos” y hablan de una epidemia a la que es urgente ponerle freno.

Las muertes a causa de estas cuatro enfermedades son prevenibles, pero para eso hay que disminuir los factores de riesgo. Y los argentinos, en ese sentido, no nos cuidamos. De acuerdo al informe, la prevalencia de los factores de riesgo en la población es alta. Más de la mitad del país, el 64,2%, tiene sobrepeso; el 68% no hace actividad física; el 36,7% de la población tiene presión arterial elevada y el 23% consume a diario tabaco, vinculado con los trastornos respiratorios. La OMS también señala que si bien hay políticas públicas en tabaco, dieta, actividad física y cáncer, faltan acciones para combatir el consumo de alcohol y las enfermedades cardiovasculares.

 

Campañas ¿efectivas?

“Las campañas de prevención de adicciones a nivel nacional y porteño son insuficientes”, arranca Carlos Damin, jefe de Toxicología del Hospital Fernández, uno de los especialistas consultados por Clarín. Damin aclara que el consumo de alcohol, tabaco o sustancias prohibidas no provoca estas enfermedades, pero sí las agrava. Además de ser débiles en el mensaje, el especialista destaca que las campañas que hay, van por la negativa. “No consumas, no tomes. Cada vez que van por lado de la prohibición, el resultado es pobre. Hay que promocionar los hábitos saludables: comer sano, hacer deportes, no automedicarse”, sostiene.

En cuanto a afecciones del corazón, Argentina está dentro de la media respecto de los países desarrollados: casi un 40% de las muertes están asociadas a un problema cardiovascular. La estadística se estancó hace unos 30 años para Roberto Ingaramo, ex vicepresidente de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial. “La gente vive más, pero se sigue muriendo de lo mismo –resume–. No terminan de adoptar un estilo de vida saludable y tampoco se controlan. Los que hacen actividad física siempre son muy pocos, el cigarrillo se sigue vendiendo como antes y los jóvenes fuman mucho. Están más informados y supuestamente atienden los buenos consejos. Pero aún no hay resultados que reflejen ese cambio”.

“Aunque están encaminadas, las campañas de prevención todavía no son suficientes. La puesta en vigencia de la Ley Antitabaco no restringe el acceso al tabaco pero sí protege al fumador pasivo, y eso es un buen paso. Por otro lado, es destacable que los estados atiendan a las enfermedades crónicas y prevenibles. Se dieron cuenta de que presentan costos humanos y económicos importantes. Reunirse para conocer la magnitud del problemas es dar respuesta a la población”, señala Javier Osatnik, miembro del Consejo Ejecutivo del Instituto Nacional del Cáncer, organismo estatal creado hace un año. Los cánceres están segundos en el ranking de morbilidad en Argentina, según la OMS.

 

Diabetes y cigarrillo

La diabetes queda en el último puesto, pero no por eso es menos importante. Silvio Schraier, médico especialista en Nutrición, docente de la UBA y miembro de la Sociedad Argentina de Diabetes, habla de “diabesidad”. Se refiere así a la enfermedad (diabetes), asociada con el factor de riesgo (obesidad). El parentesco, asegura, es directo y por eso requiere de la misma atención que las enfermedades que van primeras en la lista. “Para disminuir las cifras de diabetes e hipertensión, hay que generar distintas medidas para estimular a la no gordura, al no sedentarismo, al mayor consumo de frutas y verduras. Es un esfuerzo multisectorial que no puede llevar menos de una década”, aporta el especialista.

La Ley Antitabaco, las campañas destinadas a reducir el consumo de grasas trans y sal y a alentar la ingesta de frutas y verduras, la incorporación al calendario obligatorio de la vacuna contra el VPH y la reglamentación de la Ley Celíaca servirán como ejemplo de la experiencia argentina. “Hay mucho por hacer –reconoce Kosacoff desde Nueva York–, el esfuerzo debe estar puesto en concientizar a la gente, con fuertes campañas de promoción de la vida saludable”. Eso, sumado a la inversión de recursos, al acceso a los medicamentos una vez que la persona se enferma y al control médico periódico, además del trabajo intersectorial que obliga al sector privado, industrial, ONG y la sociedad científica a sumarse al sector público, es la propuesta argentina para el mundo.

  • In: enfermedades | prevención
  • Comentarios desactivados en Las fumadoras tienen más riesgo cardiovascular que los hombres

Las mujeres que fuman tienen un riesgo un 25% superior que los hombres con los mismos hábitos de tener dolencias coronarias. Es la conclusión de un metanálisis (estudio hecho sobre otros trabajos) que ha publicado TheLancet.

 

En la investigación se han manejado datos de 26 diferentes artículos científicos en los que estaban involucrados casi cuatro millones de personas. Los trabajos van desde 1966 hasta 2010, en algunos casos con un seguimiento de los pacientes de 40 años, lo que le da una gran relevancia.

 

La diferencia en el riesgo aumenta un 2% por año que pasa, lo que apunta a una base fisiológica ligada al sexo, indican los investigadores. “Por ejemplo, las mujeres pueden extraer una mayor cantidad de carcinógenos y otro agentes tóxicos del mismo número de cigarrillos que los hombres. Este hecho podría explicar por qué las mujeres que fuman tienen el doble de riesgo de sufrir un cáncer de pulmón que los varones”, indican los investigadores.

 

El daño del tabaco en el corazón es más rápido que en los pulmones

 

Con el foco puesto siempre en el cáncer de pulmón, el daño cardiovascular es uno de los peligros del tabaco a los que se les presta menos caso. Pero, sin embargo, es importante como causante de infartos y otras dolencias. De hecho, en los países donde primero se empezó a limitar el uso del tabaco lo primero que se vio es que los enfermos del corazón disminuían. Ello se debe a que el daño es más rápido (no hacen falta años como para que aparezca un cáncer).

 

En cambio, tiene la ventaja de que cuando se deja de fumar, el daño cardiaco desaparece también más rápidamente. Si una persona que fumaba todavía tiene riesgo de padecer un cáncer asociado a los 20 años, en el caso de las enfermedades cardiovasculares el peligro vuelve a niveles normales en unos cinco.

 

 

Fuente: elpais[dot]com

  • In: enfermedades | prevención
  • Comentarios desactivados en A las fumadoras les cuesta el doble de tiempo embarazarse

Las fumadoras tardan el doble de tiempo que las mujeres que no consumen tabaco para quedarse embarazadas, según los resultados preliminares de un estudio que lleva a cabo el Instituto Nacional de Sanidad y de Investigación Médica de Francia (INSERM).

“Los primeros resultados de este estudio preliminar han permitido confirmar el efecto nefasto del tabaco sobre la fertilidad, efecto ya subrayado por otros equipos europeos”, indica en un comunicado el INSERM, que junto al Instituto de Vigilancia Sanitaria y a la Universidad de Copenhague han puesto en marcha un “Observatorio de la Fertilidad en Francia”.

El proyecto piloto del trabajo ha consistido en el seguimiento de una masa de 1.200 mujeres de 18 a 44 años y de sus parejas, y en particular de 69 de ellas que se consideran “con riesgo de embarazo” ya que en un momento determinado tratan de quedarse encinta.

La conclusión es que “el plazo necesario para lograr un embarazo para la mitad de las parejas es el doble entre los fumadores, respecto a las parejas en las que la mujer no fumaba durante el periodo de búsqueda del embarazo”.

También para los hombres

Esos efectos negativos del tabaco son reversibles en la medida en que se deja de fumar, y por eso se aconseja dejar de fumar a las mujeres que quieren quedarse embarazadas.

Pero esos efectos se dan también en los hombres, ya que el tabaco disminuye la calidad y la movilidad de sus espermatozoides.

El trabajo sobre la fertilidad, en el que trabaja el INSERM desde hace varios años, debe completarse el año próximo a partir de los elementos conseguidos en la fase piloto sobre una muestra de 20.000 hogares.

Se trata en particular de observar a aquellas parejas con relaciones sexuales no protegidas con vistas a un embarazo, y prestar atención a las que no lo logran, y no sólo las que acuden para que se les preste una ayuda médica.

Los científicos esperan poner en evidencia otros factores medioambientales implicados en el deterioro constatado en la salud reproductiva humana en los últimos decenios, como un deterioro ilustrado por diversos índices referentes a un cáncer de testículos cada vez más frecuente o a una menor concentración del esperma.

Fuente: EFE

  • In: prevención
  • Comentarios desactivados en Afirman que se puede dejar de fumar con un programa gradual

Nadie duda de que el primer paso para dejar de fumar es querer hacerlo. Pero he aquí el primer obstáculo con que se encuentran los médicos, porque a pesar de las campañas sanitarias, más del 70% de los fumadores está feliz con su hábito y no tiene intenciones de dejarlo.

Al resto, tradicionalmente se le aconseja un tratamiento que implica dejar el cigarrillo de un día para otro, un inapelable The End que el adicto al tabaquismo suele anticipar con angustia.

Después de 25 años de estudiar el tema, al doctor Carlos Andrés Jiménez Ruiz, director de la Unidad Especializada en Tabaquismo de la Comunidad de Madrid y Coordinador del Grupo de Tabaquismo de la Sociedad Española de Neumonología y Cirugía Torácica, esta solución drástica no terminaba de conformarlo, porque sentía que perdía la posibilidad de intervenir en un grupo de fumadores que busca una solución gradual o que se resiste a abandonar, pero contempla la posibilidad de reducir el número de cigarrillos que fuma.

Fue así como, junto con su equipo, desarrolló un enfoque diferente. “Entre los fumadores, la mitad quiere dejar de manera brusca, pero hay otro 50% que desearía hacerlo progresivamente -dice el neumonólogo, de paso por Buenos Aires para participar en el Sexto Congreso Argentino Tabaco o Salud, que hasta mañana se realiza en Córdoba-. Nosotros lo que hicimos fue desarrollar un programa de reducción en el número de cigarrillos ayudándolos con comprimidos de nicotina o chicles. Les proponemos que en un período de dos, tres o cuatro meses disminuyan, primero, el 50% de lo que fuman y que después lleguen al 0%. Durante la etapa inicial, les sugerimos cambiar dos cigarrillos por un comprimido, y durante la segunda, cuando ya quedan los más difíciles, los que más disfruta el fumador, que cambie un cigarrillo por un comprimido.”

Según explica Jiménez Ruiz, con este programa, que en España está bastante difundido, están alcanzando tasas de éxito de entre un 50 y un 55% de abandono al cabo de seis meses de seguimiento, que es cuando se puede decir que son ex fumadores.

 

Reemplazo de cigarrillos por pastillas de nicotina

“Lo importante es que uno va administrando dosis cada vez más bajas de nicotina -afirma el especialista, que coordina un grupo de expertos en tabaquismo en su país-. Por otra parte, cuando el fumador la obtiene de un cigarrillo, se produce un pico muy rápido en la sangre, pero a través de los comprimidos la nicotina ingresa al organismo de una manera totalmente distinta, más gradual. Se podría decir que logramos algo así como una deshabituación.”

Es sabido que el tabaco es una de las drogas más adictivas. Se calcula que cuando una persona está dispuesta a hacer un serio esfuerzo para dejar de fumar, pero lo intenta sin el tratamiento adecuado, sus posibilidades de éxito están en torno de un 5 a un 10%.

“Es decir que en el mejor de los casos 10 de cada 100 personas logran hacerlo -dice-. Sin embargo, si cuando uno está dispuesto a dejar el cigarrillo, utiliza fármacos y apoyo psicológico para combatir la dependencia, sus posibilidades de éxito se multiplican por cinco y llegan al 50%.”

Y más adelante agrega: “El único tratamiento que ha demostrado ayudar a dejar de fumar es el farmacológico, sumado al apoyo psicológico. El resto -la acupuntura, la hipnosis, etcétera-, que se ha sometido al escrutinio científico, se vio que tiene la misma eficacia que un placebo”.

Según Jiménez Ruiz, el programa para abandonar el tabaquismo debe ser individualizado. Es por eso que entre las terapias de reemplazo prefieren las pastillas o chicles de nicotina a los parches. “Pueden tener efectos adversos leves (como náuseas o sensación de irritación orofaríngea) en sólo un 10 o 12% de los casos -aclara-. Pero nos permiten adecuar y dosificar la terapia de acuerdo con las características de cada paciente.”

 

 

Fuente: lanacion[dot]com[dot]ar


Mis Ultimos Tweets

Escribí tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 6 seguidores

Creative Commons License

Este blog y todos sus componentes están bajo la licenciados bajo:

Creative Commons
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License
.
A %d blogueros les gusta esto: