Matilde Menéndez

Posts Tagged ‘golpes de calor

  • In: prevención
  • Comentarios desactivados en Consejos para la prevención de los golpes de calor

¡Está por llegar el verano! Esperamos todo el año los días de sol, pero hay días donde el calor es insoportable. Es que, cuando hace mucho calor, el cuerpo tiene dificultades para regular su temperatura y aparece el agotamiento, que puede convertirse en lo que se llama golpe de calor. Por eso, te damos algunos consejos para que lo prevengas en los más chicos y también en los más grandes.

Los días de altas temperaturas y humedad pueden transformarse en un riesgo para la salud. Estamos más tiempo al aire libre y bajo el sol. Por eso, cuando hace mucho calor, se recomienda:

  • Ofrecer a los niños agua o jugos naturales en forma frecuente, sin esperar a que los pidan
  • Ofrecer el pecho más seguido a los lactantes
  • No tomar bebidas con cafeína o azúcar en exceso
  • Bañar a los niños o mojarles todo el cuerpo con frecuencia
  • Proponer actividades tranquilas y evitar juegos intensos
  • Evitar que los chicos transiten y jueguen expuestos al sol, menos aún en horario del mediodía o a la tarde temprano; si los chicos deben transitar bajo el sol, ponerles sombrero de ala ancha, usar protectores solares (factor 15 o mayor) y hacer frecuentes descansos a la sombra
  • Procurar que permanezcan en los lugares más frescos y ventilados
  • De ser posible, estar por momentos en ambientes con aire acondicionado, en tu casa o en los lugares públicos que lo posean; pueden usarse ventiladores, pero teniendo en cuenta que no son suficientes para refrescar cuando la temperatura ambiente es muy elevada
  • Vestir a los niños con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros o mejor aún, desvestirlos
  • Incorporar sal en mayor cantidad que lo habitual
  • Nunca los dejes dentro de un vehículo estacionado y cerrado
  • No ingerir bebidas muy frías (causan dolor de estómago)
  • No consumir líquidos o comidas calientes o pesadas

El golpe de calor puede ser muy grave; con los primeros síntomas o ante la duda no demores la consulta con su pediatra o en el Centro de Salud más cercano.
Para jóvenes y adolescentes, también el golpe de calor puede ser un riesgo. Por eso, es importante no consumir bebidas con alcohol en esos días muy sofocantes, ya que el alcohol aumenta la temperatura corporal y las pérdidas de líquido. Por eso no es conveniente tomar cerveza ante la sed y el calor.
También es bueno evitar esfuerzos físicos o actividades deportivas exigentes. Es mejor reunirse y charlar con amigos, escuchar música o leer cuando hace mucho calor. Si te sentís con mareos o fatiga, es fundamental sentarse y descansar.
Es muy importante tratar de visitar a los abuelos mayores para ver cómo están; ellos también, como los más chicos, son muy vulnerables al calor.

Foto por mikebaird

Anuncios
  • In: prevención
  • Comentarios desactivados en Claves para evitar que el cuerpo sufra por las altas temperaturas

Se recomienda beber mucho líquido, comer frutas y verduras, y usar ropa liviana.

Mareos, confusión, naúseas, vómitos, sequedad de piel, fiebre, desorientación, dolor de cabeza, sensación de fatiga, calambres musculares. Y en los casos más graves, la persona puede perder la conciencia, tener convulsiones y hasta llegar al coma. Esos son los síntomas del golpe de calor, un trastorno grave que se presenta cuando un organismo no alcanza a eliminar todo el calor que absorbe.

 

El golpe de calor es la consecuencia de la exposición a temperaturas ambientales altas y se presenta cuando la temperatura central del cuerpo aumenta y los mecanismos de defensa resultan inadecuados.

 

“Es una situación que puede producir daños graves al organismo dado que muchos órganos dejan de funcionar correctamente a estas temperaturas. Uno de los órganos más sensibles es el cerebro y los riñones también pueden resultar muy afectados. Se considera golpe de calor cuando la temperatura corporal pasa los 40 °C aproximadamente”, explica la licenciada en Nutrición Cecilia Zeballos.

 

La temperatura corporal normal es de 36.6° aproximadamente y para poder mantenerla estable en un ambiente de mucho calor el organismo utiliza mecanismos de vasodilatación (transpirar) para compensar. Cuando este mecanismo no es suficiente sobreviene el golpe de calor, según explican los especialistas.

 

Personas en riesgo

Los mayores de 75 años y lo niños menores de un año (personas que no pueden incorporar suficiente líquido con frecuencia) y sobre todo quienes están tomando algún remedio, especialmente los diuréticos, son los grupos de mayor riesgo para padecerlo. También son más propensos a tener un golpe de calor los enfermos crónicos y los individuos sanos que realizan ejercicio físico intenso en días muy calurosos.

 

“La población tiene que saber que lo más importante es hidratarse, evitar exponerse al sol o hacer actividad física exigente en horas de altas temperaturas, comer en base a frutas y verduras y evitar el alcohol. En líneas generales, hay que tomar dos litros de agua por día ya que repone la pérdida de la transpiración”, explica Alberto Alves de Lima, subjefe de cardiología Clínica del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires.

 

Con el verano ya a pleno, la licenciada Zeballos da algunas recomendaciones para evitar un golpe de calor. Lo importante es beber mucho líquido, elegir prendas livianas y claras para vestir, y optar por una alimentación balanceada con muchas frutas y verduras.

 

Consejos

  • Beber mucho líquido: como mínimo dos a tres litros por día.
  • Vestir con ropa ligera y fresca. Lo más aconsejado es llevar ropa de algodón fina, y de color claro
  • Proteger la cabeza. Es importante que las personas calvas usen sombrero si realizan caminatas o exposiciones al sol.
  • Comer comidas ligeras y no beber alcohol. Evitar alimentos que tengan mucha grasa: suman muchas calorías y elevan la temperatura corporal.
  • No ingerir comidas muy calientes. Lo mejor es comer frutas y verduras.
  • Descansar si se realiza trabajo o ejercicio físico duro. Refrescarse a la sombra, descansando y bebiendo agua.
  • Mantenerse en ambientes frescos: recurrir a ventiladores, acondicionadores de aire o paños fríos para mantener fresco el cuerpo.
  • Evitar hacer ejercicio en las horas de pleno calor.

 

 

Fuente: clarín[dot]com

  • In: prevención
  • Comentarios desactivados en Los Golpes de calor

El verano es esperado por todos con mucho entusiasmo por las vacaciones. Pero los días de altas temperaturas y humedad pueden transformarse en un riesgo para la salud. Cuando hace calor el cuerpo trata de gastar el calor que genera, a través del sudor y por el aumento de la circulación. Pero cuando hace mucho calor, el cuerpo tiene dificultades para regular su temperatura y sobreviene el agotamiento por calor, que puede convertirse en un golpe de calor. Por eso es importante estar atentos y tomar las medidas necesarias de prevención frente a las olas de calor.

 

Según la Sociedad Argentina de Pediatría, el agotamiento por calor se manifiesta con estos síntomas:

  • ­ Sudoración excesiva
  • ­ En los bebés puede verse la piel muy irritada por el sudor en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal (sudamina)
  • ­ Piel pálida y fresca
  • ­ Sensación de calor sofocante
  • ­ Sed intensa y sequedad en la boca
  • ­ Calambres musculares
  • ­ Agotamiento, cansancio o debilidad
  • ­ Dolores de estómago, inapetencia, náuseas o vómitos
  • ­ Dolores de cabeza
  • ­ Irritabilidad (llanto inconsolable en los más pequeños)
  • ­ Mareos o desmayo

Ante estos síntomas, a los niños debemos ofrecerles agua fresca (también agua con sal: ½ cucharita en 1 litro) y a los lactantes, darles con más frecuencia el pecho. También es importante trasladarlos a un lugar fresco y ventilado -si es posible con aire acondicionado frío- desvestirlos, ducharlos o mojarlos en todo el cuerpo con agua fresca. Si los síntomas persisten, debe consultarse al pediatra o a un Centro de Salud.

 

Alerta roja

Si el agotamiento por golpe de calor se agrava, debemos estar alertas a los siguientes síntomas y consultar con urgencia:

  • Temperatura del cuerpo 39° o mayor (medida en la axila)
  • Piel roja caliente y seca (se agota la sudoración)
  • Agitación
  • Dolor palpitante de cabeza
  • Vértigos y desorientación
  • Delirios, confusión o pérdida de conocimiento
  • Convulsiones

Tienen mayor riesgo de sufrir un golpe de calor los menores de 5 años y más aún los menores de 1 año, los niños con fiebre por otra causa o diarrea y los niños obesos o desnutridos. También están más expuestos quienes padecen enfermedades crónicas, cardíacas, renales, mentales o neurológicas, quienes tienen la piel quemada por el sol, y los jóvenes que usan y abusan de bebidas con alcohol y drogas. Con ellos debe aumentarse las medidas de prevención, estar muy alertas para detectar la presencia de estos síntomas y en este caso o ante la duda no demorar la consulta médica.


Mis Ultimos Tweets

Escribí tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 6 seguidores

Creative Commons License

Este blog y todos sus componentes están bajo la licenciados bajo:

Creative Commons
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License
.
A %d blogueros les gusta esto: