Matilde Menéndez

Posts Tagged ‘hogar

  • In: accidentes | prevención
  • Comentarios desactivados en Claves para prevenir intoxicaciones en tu hogar

El hogar es el mejor ámbito de juego para los niños; siempre y cuando estén bajo nuestra supervisión. Dentro de las consultas toxicológicas, más de la mitad son pediátricas. Además, la gran mayoría de las intoxicaciones ocurren en edades donde los niños son más vulnerables e incapaces de tomar conciencia de los peligros.

Lo que ocurre es que encuentran en la casa toda clase de materiales atractivos, que tienen apariencias vistosas… y terminan ingiriéndolos: medicamentos, líquidos limpiadores, plantas y hongos que encuentran en el jardín, venenos para ratas, insecticidas, etc. Además, los chicos pueden tomar contacto con contaminantes ambientales como el mercurio de los termómetros rotos o intoxicarse debido a la exposición a pinturas, cerámicas y metales, que pueden ser producto de la actividad laboral de los padres.

Por eso, en el blog de Matilde Menéndez queremos acercarte los consejos de la Sociedad Argentina de Pediatría para prevenir las intoxicaciones:

– No dejes los medicamentos al alcance de los niños, deben estar en un lugar inaccesible y fuera de la vista.

– Evitá tomar remedios frente a ellos, salvo que sea necesario, para evitar la imitación.

– Sabé qué medicaciones hay en tu hogar y tené noción de las cantidades que se encuentran en los contenedores.

– No utilices medicamentos sin prescripción médica.

– No uses envases de gaseosas o de productos comestibles para almacenar limpiadores o insecticidas.

– Los productos de limpieza deben estar fuera del alcance de los niños.

– Respetá las normas de seguridad al utilizar raticidas u otros plaguicidas, y no los utilices si hay niños presentes.

¿Qué hacer en caso de haber ingerido un medicamento o sustancia?

Ante la ingesta de un medicamento o sustancia tóxica, es fundamental que consultes rápidamente al médico y lleves el producto involucrado. Él se contactará con el toxicólogo para determinar las medidas a seguir.

Recordá que no es bueno provocar el vómito, excepto que te lo haya indicado el médico. Tampoco le des a beber agua, leche ni le ofrezca pan u otras comidas, ya que dificultan las medidas de desintoxicación y pueden favorecer la absorción.

Si encontrás al niño con algún producto de limpieza volcado sobre su ropa, sacale la prenda y lavá la piel con abundante agua.

El mejor antídoto para los tóxicos es la prevención.

Fuente: Sociedad Argentina de Pediatría

Anuncios

Debido a que los bebés aún no pueden levantar la cabeza por sí solos, necesitan protección especial para evitar accidentes por sofocación. Los niños pequeños también corren este riesgo.

Protegé a tus niños de los peligros de sofocarse siguiendo estas reglas:

  • Nunca coloques a un bebé boca abajo en una superficie blanda, como una cama de agua, un edredón, una alfombra de piel de oveja o una funda para colchón.
  • Nunca pongas a un bebé en una cuna o en una cama con almohadas, mantas, ropa de cama blanda, muñecos de peluche o juguetes de felpa.
  • Nunca pongas a un bebé sobre un colchón cubierto con plástico o con una bolsa plástica.
  • Si te acostás junto a tu bebé, asegurate de cumplir con las reglas de seguridad.
  • Desechá rápidamente las bolsas plásticas provenientes de las compras o de la tintorería. Atá varios nudos en cada bolsa antes de tirarla.
  • Mantené las bolsas plásticas de basura y las bolsas plásticas grandes como las que se usan para guardar sándwiches fuera del alcance de los niños.
  • Cuando hagas la limpieza después de una fiesta de cumpleaños o una ocasión especial, prestá mucha atención a las bolsas donde vinieron los regalos. Recogelas y tiralas de inmediato.
  • Asegurate de que el colchón de la cuna de tu bebé sea del tamaño adecuado y que quede bien ajustado en la cuna. De este modo, evitarás que el niño quede atrapado entre el colchón y los costados de la cuna.
  • Asegurate de que las sábanas de la cuna queden bien ajustadas al colchón, de modo de evitar que se salgan y que puedan envolver la cabeza del bebé. También podés comprar sujetadores de sábanas para mantenerlas en su lugar.

 

Cómo prepararse

Si está embarazada o ya es madre de un niño, te damos algunos consejos útiles:

  • Aprendé a realizar la resucitación cardiopulmonar (CPR por su sigla en inglés) y la maniobra de Heimlich.
  • Tené los siguientes números cerca del teléfono (para vos y las personas que cuidan a sus hijos):
    • número gratuito del centro de control de envenenamiento
    • número del pediatra
    • números del trabajo del padre y la madre, y de sus teléfonos celulares
    • número de algún vecino o de algún familiar que viva cerca (si necesita que alguien se ocupe de los otros niños en caso de una emergencia)
  • Armá un botiquín de primeros auxilios y guardá las instrucciones para emergencias adentro.

 

Cómo mantener un ambiente seguro y cómodo para los niños

A fin de asegurar la efectividad de sus esfuerzos por mantener un ambiente a prueba de niños, es una buena idea que te pongas de rodillas en cada habitación de tu casa, para ver todo desde la perspectiva de un niño. Prestá atención al entorno que rodea a tu hijo y a los objetos que podrían ser peligrosos.

Hacer de tu casa un lugar totalmente a prueba de niños quizá sea difícil. Si se reduce sólo a algunas opciones, podés cerrar las puertas (e instalar cubiertas para los picaportes) en cada una de las habitaciones donde tu hijo no debería entrar, a fin de evitar que deambule por lugares que no son a prueba de niños. Las cubiertas para picaportes y las cerraduras a prueba de niños en las puertas corredizas también son buenas medidas para evitar que tus pequeños salgan de la casa.

Sin duda, el grado al que vos mantengas tu casa a prueba de niños es una decisión suya. Vigilar a tus hijos es la mejor manera de prevenir que sufran lesiones. Sin embargo, incluso los padres más cuidadosos no siempre pueden mantener a un niño 100% seguro todo el tiempo.

Si vos tenés un bebé, un niño de entre 1 y 2 años o un niño en edad escolar, tu hogar debería ser un refugio seguro que tus hijos pudieran explorar. Después de todo, tocar, agarrar, trepar y explorar son las actividades que desarrollan el cuerpo y la mente de los niños.

Fuente: kidshealth[dot]org

  • In: prevención
  • Comentarios desactivados en Dengue: repelentes en niños y prevención en el hogar

Se acercan los días de calor y, con esas temperaturas, vuelven los mosquitos y la enfermedad temida: el dengue. Aunque no todos los mosquitos transmiten dengue, es importante prevenir las picaduras usando repelentes y protegiendo los lugares donde jueguen los chicos.

 Actualmente existen muchos repelentes y diferentes marcas. Los productos que contienen DEET (N,N-dietil-m-toluamida) son los más eficaces contra mosquitos. La Academia Norteamericana de Pediatría sugiere usar repelentes con concentraciones menores de DEET (30% o menos) en niños mayores de dos meses de edad; no se recomienda el uso de DEET en bebés menores de dos meses de edad. Consultale al pediatra si tu bebé necesita protección contra insectos.

En cuanto al uso de repelentes, recordá que primero tenés que aplicártelo en tus propias manos y después frotarlas en tu hijo. Es importante que evites usar el producto en los ojos y boca del niño y tené cuidado cuando lo ponés alrededor de sus oídos. No es recomendable tampoco aplicar el repelente en las manos de los niños porque suelen llevarlas a la boca; tampoco lo hagas en piel irritada, cortada o quemada. Por eso no dejes que los más chiquitos se apliquen ellos mismos el producto. También es importante no usar repelentes asociados a protectores solares en la misma formulación.

Los repelentes en spray y crema duran entre una y dos horas; la presentación en gel dura entre 2 y 3 horas. En cambio, la versión en aerosol protege hasta 3 horas y el aerosol de protección intensa alcanza las 6 horas de cuidado. Estos productos tienen DEET en diferentes porcentajes, dependiendo de la duración de su protección.

Existe otro tipo de productos, que tienen compuestos como el aceite de citronella: es un extracto de los derivados presentes en distintas especies vegetales. Este compuesto tiene un efecto más limitado como repelente y no tiene una acción duradera en el tiempo.

Más allá del uso de productos, podés tomar algunas medidas para alejar a los mosquitos de tus chicos. Por ejemplo, se puede proteger la cuna o cochecito del bebé con redecillas protectoras para mosquitos cuando estés afuera.

 

Dentro del hogar y en los patios o jardines

Para cuidar nuestra casa del ataque de los mosquitos en general y de aquellos que transmiten dengue, en particular, podemos aplicar algunos preparados en los pisos y los lugares que alberguen larvas de mosquito.

La llamada cipermetrina (la marca más conocida es K-otrina) se puede usar dentro y fuera de la casa, diluida en agua según la indicación del fabricante en el envase del producto, y esparcirla en espacios verdes o pasar el trapo una o dos veces por día; eso ahuyenta moscas y mosquitos, y no es tóxico para humanos y animales.

También pueden colocarse tabletas con pietrinas (las más conocidas son Raid y Fuyi, pero hay otras también) que tienen una duración de 12 horas. En ese caso, debe colocarse una tableta en todas las habitaciones donde se duerma. Otra opción es usar el mismo producto, pero en la versión aerosol para el fumigado dentro del hogar y las plantas de interior y exterior. Cuando se utiliza en interior, se deben dejar los ambientes abiertos con mosquiteros para favorecer la ventilación.

 Foto por Mission:Explore


Mis Ultimos Tweets

Escribí tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 6 seguidores

Creative Commons License

Este blog y todos sus componentes están bajo la licenciados bajo:

Creative Commons
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License
.
A %d blogueros les gusta esto: