Matilde Menéndez

Posts Tagged ‘humedad

  • In: prevención
  • Comentarios desactivados en Dermatitis del pañal: cómo prevenirla

La dermatitis del pañal o sarpullido de la zona del pañal es uno de los problemas de la piel más comunes y frecuentes del bebé en el primer año de vida. Se trata de una inflamación de la piel que está en contacto con el pañal.

Como primera causa de esta dermatitis encontramos el exceso de humedad y fricción de esta zona que lleva a la maceración de la piel. En esto intervienen el contacto prolongado con la orina y las heces, la temperatura elevada de la zona, los apósitos oclusivos, las enzimas fecales, detergentes potentes, antisépticos, bacterias y hongos.

Cuando en la piel están presentes la materia fecal y orina simultáneamente, se inicia un proceso químico que irrita la piel del bebé.

La alimentación

Se estudió la influencia de la alimentación en la dermatitis del pañal, y se demostró que los bebés alimentados a pecho presentaban menor incidencia de la dermatitis del pañal.

Es interesante destacar que el bebé puede cambiar su carácter a causa de la irritación de la zona del pañal. Por eso, desde el blog de Matilde Menéndez te recordamos que es importante la consulta inmediata al pediatra y eventualmente al dermatólogo infantil para diagnosticar las distintas causas de esta afección, ya que la distribución y tipo de lesiones en la piel es útil para establecer un correcto diagnóstico y tratamiento.

¿Cómo prevenir la dermatitis del pañal?

El uso creciente de pañales de celulosa descartable ha contribuido mucho en reducir esta inflamación. El pañal empleado debe ser suficientemente grande y estar diseñado de manera de reducir el roce.

El pañal debe cambiarse cuando está mojado o sucio. Para la higiene diaria los especialistas  recomiendan limpiar con aceite común u óleo calcáreo sin necesidad de colocar polvos. Se debe evitar el uso de goma ya que fomenta el calor y la maceración.

¿Cómo tratar a un niño con dermatitis del pañal?

Se recomienda no usar agua y jabón en el lavado cada vez que se lo cambia. Es importante luego de la higiene antes mencionada dejar secar al aire libre por unos minutos. Luego se aplica un preparado a base de pasta lasar, si el diagnóstico fuese de dermatitis de pañal irritativa y primaria.

Si se agregara una sobreinfección con un hongo, los especialistas suelen indicar una crema con derivados imidazólicos tópicos. Siempre está contraindicado el uso de cremas con corticoides en la zona del pañal.

Si el niño presenta un eccema atópico de base se agregarán antihistamínicos por boca. El tratamiento se hará entre ocho y diez días hasta que la piel se regenere.

Fuente: Sociedad Argentina de Pediatría

Anuncios
  • In: prevención
  • Comentarios desactivados en Golpes de calor: consejos para prevenirlos

¡Está por llegar el verano! Esperamos todo el año los días de sol, pero hay días donde el calor es insoportable. Es que, cuando hace mucho calor, el cuerpo tiene dificultades para regular su temperatura y aparece el agotamiento, que puede convertirse en lo que se llama golpe de calor. Por eso, te damos algunos consejos para que lo prevengas en los más chicos y también en los más grandes.

Los días de altas temperaturas y humedad pueden transformarse en un riesgo para la salud. Estamos más tiempo al aire libre y bajo el sol. Por eso, cuando hace mucho calor, se recomienda:

  • Ofrecer a los niños agua o jugos naturales en forma frecuente, sin esperar a que los pidan
  • Ofrecer el pecho más seguido a los lactantes
  • No tomar bebidas con cafeína o azúcar en exceso
  • Bañar a los niños o mojarles todo el cuerpo con frecuencia
  • Proponer actividades tranquilas y evitar juegos intensos
  • Evitar que los chicos transiten y jueguen expuestos al sol, menos aún en horario del mediodía o a la tarde temprano; si los chicos deben transitar bajo el sol, ponerles sombrero de ala ancha, usar protectores solares (factor 15 o mayor) y hacer frecuentes descansos a la sombra
  • Procurar que permanezcan en los lugares más frescos y ventilados
  • De ser posible, estar por momentos en ambientes con aire acondicionado, en tu casa o en los lugares públicos que lo posean; pueden usarse ventiladores, pero teniendo en cuenta que no son suficientes para refrescar cuando la temperatura ambiente es muy elevada
  • Vestir a los niños con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros o mejor aún, desvestirlos
  • Incorporar sal en mayor cantidad que lo habitual
  • Nunca los dejes dentro de un vehículo estacionado y cerrado
  • No ingerir bebidas muy frías (causan dolor de estómago)
  • No consumir líquidos o comidas calientes o pesadas

El golpe de calor puede ser muy grave; con los primeros síntomas o ante la duda no demores la consulta con su pediatra o en el Centro de Salud más cercano.

Para jóvenes y adolescentes, también el golpe de calor puede ser un riesgo. Por eso, es importante no consumir bebidas con alcohol en esos días muy sofocantes, ya que el alcohol aumenta la temperatura corporal y las pérdidas de líquido. Por eso no es conveniente tomar cerveza ante la sed y el calor.

También es bueno evitar esfuerzos físicos o actividades deportivas exigentes. Es mejor reunirse y charlar con amigos, escuchar música o leer cuando hace mucho calor. Si te sentís con mareos o fatiga, es fundamental sentarse y descansar.

Es muy importante tratar de visitar a los abuelos mayores para ver cómo están; ellos también, como los más chicos, son muy vulnerables al calor.



Mis Ultimos Tweets

Escribí tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 6 seguidores

Creative Commons License

Este blog y todos sus componentes están bajo la licenciados bajo:

Creative Commons
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License
.
A %d blogueros les gusta esto: