Matilde Menéndez

Posts Tagged ‘infección

  • In: enfermedades | prevención
  • Comentarios desactivados en La infección del VIH es una amenaza seria para los adolescentes

El descontrol parece haberse apoderado de este verano: las noticias no alertan de una falta de control y prevención en adolescentes, que ya se ha cobrado varias vidas en lo que va del año y dejó daños difíciles de borrar.

Por eso, es importante no olvidar que, cuando los adolescentes toman ciertos riesgos, es más probable que se contragien con el VIH y que desarrollen el SIDA.

Hoy en día los adolescentes de ambos sexos confrontan un riesgo serio de infección por el VIH, que a su vez causa el SIDA. El SIDA es una enfermedad crónica y en la mayoría de los casos es mortal. A pesar de que existe un mayor entendimiento y consciencia, la infección del VIH es una amenaza seria para los adolescentes (y para todos).

 

Estos son los datos más importantes acerca del SIDA:

  • El SIDA es una enfermedad mortal.
  • Cualquiera se puede contagiar con el SIDA – muchos adolescentes (ambos, niños y niñas) han sido infestados.
  • Los condones (“preservativos”) pueden reducir el riesgo de contagiarse con el SIDA.
  • El SIDA se puede contraer después de una sola inyección con una aguja contaminada o de un solo acto sexual con una persona que tiene el VIH/SIDA.

 

El riesgo de contraer el SIDA aumenta con:

  • un número creciente de compañeros sexuales
  • el uso de drogas intravenosas
  • las relaciones anales
  • cualquier tipo de relaciones sexuales (oral, anal o vaginal) sin el uso de condones
  • el uso de bebidas alcohólicas o de drogas (el sexo es más impulsivo y hay menos posibilidad de que se use un condón si la persona está bajo la influencia del alcohol o de otras drogas)
  • los tatuajes y el agujerearse el cuerpo con agujas o instrumentos contaminados (sin esterilizar).

 

¿Qué es el SIDA?

El SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) es una enfermedad crónica causada por una infección del VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana). Hay millones de americanos infectados con el VIH. Algunos de ellos han desarrollado el SIDA, pero la mayoría no presenta aún ningún síntoma y muchos no saben que están infectados.

A pesar de los adelantos significativos en los medicamentos disponibles para el tratamiento del SIDA, no hay cura definitiva o vacunas que puedan prevenir la enfermedad. Existen nuevos tratamientos que han permitido que muchas personas con el SIDA puedan vivir por más tiempo. El VIH/SIDA se puede prevenir evitando los comportamientos que exponen al individuo a un riesgo.

 

¿Qué es el VIH?

El VIH se transmite a través del intercambio de ciertos fluídos del cuerpo, tales como la sangre, el semen, las secreciones vaginales y la leche materna. Para producir una infección, el virus tiene que pasar al cuerpo a través de la piel o de las membranas mucosas.

La infección del VIH se puede prevenir. El conocimiento acerca del VIH es un aspecto importante para la prevención. Los padres deben de instruir a sus hijos y cooperar con las escuelas, iglesias, grupos juveniles y profesionales de la salud para asegurarse que tanto niños como adolescentes reciban instrucción acerca del sexo y tomen cursos sobre la prevención del abuso de drogas que incluyan información acerca del VIH.

El virus (VIH) muere rápidamente una vez que está fuera del cuerpo humano. No puede transmitirse a través de contactos cotidianos o sociales cercanos. Los familiares de una persona infestada con el VIH no pueden contagiarse usando el mismo vaso que el paciente usó para beber. No se conoce de ningún caso en el que el niño infectado con VIH le haya transmitido el virus a otro niño en el curso de las actividades escolares.

 

Todos estamos expuestos

La infección del VIH ocurre en grupos de todas las edades. Un 25 porciento de los bebés que nacen de madres infectadas con el VIH desarrollan la infección del VIH. Muchos de estos niños se mueren antes de llegar al año o a los dos años de edad y, aunque algunos viven por años, su desarrollo se atrasa y contraen muchas infecciones. Las madres en estado de embarazo y que tienen VIH tienen que tener tratamiento especial para tratar de evitar el que se transmita el virus a sus fetos. Existen nuevos tratamientos para las mujeres embarazadas que pueden reducir el riesgo de transmisión del virus a menos de uno en diez niños de madres que resultan positivas con el VIH.

El abuso de las drogas y/o del alcohol y la promiscuidad sexual y/o prematura son comportamientos altamente arriesgados. Una evaluación por un siquiatra de niños y adolescentes puede ser un primer paso importante para ayudar a la familia a responder efectivamente a los comportamientos que implican un alto riesgo para los niños y los adolescentes.

Por eso, desde el blog de Matilde Menéndez queremos recomendarte que te cuides y cuides a los que te rodean; porque eso salva vidas.

 

 

  • In: enfermedades | prevención
  • Comentarios desactivados en Lavado de semen permite que hombres con VIH sean padres

En parejas en las que el hombre es portador del virus, existe una técnica segura que “procesa” los espermatozoides para luego implantar en el útero de la mujer aquellos libres de carga viral por medio de diferentes técnicas de fertilización asistida

 

Hoy se conmemora el Día Mundial de Lucha contra el  Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) y, sin dudas, uno de los principales interrogantes sigue siendo cómo lograr hijos sanos de una pareja infectada.

 

El sida es una enfermedad causada por el virus de Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) que genera la destrucción del sistema inmunológico de quien la padece.

 

Más de la mitad de las personas VIH reactivas se encuentran en edad reproductiva y la mayor prevalencia de la infección se encuentra entre jóvenes de todos los niveles socioeconómicos debido a la transmisión por vía sexual. Esto llevó a los hombres y a las mujeres a pensar otra vez en la posibilidad de ser padres y a los científicos y médicos en buscar las herramientas necesarias para lograr el nacimiento de un bebé sano.

 

La cantidad de relaciones sexuales necesarias para lograr un embarazo varía según la fecha y también según la edad. La tasa de contagio de HIV en relaciones sexuales sin protección se calcula en un 0.0001 por cada relación, así entonces, el riesgo en estos casos sería de 0.001 por embarazo. Cuando es el hombre quien está infectado la tasa de contagio parece ser -según diversos estudios- 5 a 8 veces más alta que cuando la infectada es la mujer aunque hay quienes sostienen que el porcentaje es igual en ambos casos y que varía según la carga viral de quien está infectado.

 

Parejas serodiscordantes: cuando sólo uno es VIH positivo

Cuando sólo el varón de la pareja está infectado, es posible lograr la concepción con un riesgo mínimo ya que existe un procedimiento con buenos resultados: el lavado de esperma. Esta técnica de baja complejidad asegura la reducción del riesgo de contagio. Pero para lograr ese embarazo es fundamental un correcto asesoramiento y seguimiento reproductivo e infectológico. Independientemente del estado de fertilidad del hombre, uno de los elementos más importantes es la carga viral del paciente para evaluar, con el equipo de infectólogos, si es necesario un tratamiento previo o no.

 

Otro elemento relevante es evaluar que los niveles de VIH en sangre y semen no se correlacionan. Aquellos pacientes que reciben tratamiento y tienen carga viral en plasma negativa pueden presentar el virus en el líquido seminal con una frecuencia del 2%.

 

Lavado seminal: ¿cómo es la técnica?

El procedimiento consiste en el procesamiento de la muestra de semen con lavado (separar los espermatozoides del líquido seminal y determinar la carga viral) y luego se implantan los espermatozoides “limpios” en el útero de la mujer por medio de diferentes técnicas de fertilización asistida. La técnica de fertilización que se llevará a cabo dependerá de la historia clínica de la pareja.

 

Hoy en día ya no existen objeciones respecto del uso y efectividad el método de lavado de semen. Superados los 10 mil nacimientos en el mundo sin contagio le otorgaron el status de “segura”. Más allá de cualquier probabilidad de existencia de células que pudieran albergar el virus, aún luego del “lavado”, este método se utiliza desde 1992 sin incidentes reportados.

 

Situación que hasta demuestra lo sabia que es la naturaleza. Para que el virus se incorpore a la célula hacen falta unos receptores y esos receptores aparentemente no están presentes ni en óvulos ni en espermatozoides. Algo similar a lo que ocurre en el hombre, se describe en la mujer; y no se ha registrado ningún contagio en todos los procedimientos que se realizan a nivel mundial de ovodonación.

 

En una mujer VIH positiva, el virus se podría albergar en el líquido folicular, que es el líquido dónde se aspira el óvulo a nivel del ovario y, sin embargo, nunca hubo contagio en una mujer en la cual se le colocaron óvulos donados. Es decir, tanto óvulo como espermatozoide como forma de proteger la especie, no tendrían los receptores para que se incorporen los virus que puedan ingresar información genética y hasta producir mutaciones.

 

Un nuevo debate: embarazo sin procesar la muestra de semen

El centro del debate gira en torno a la posibilidad de lograr el embarazo sin procesamiento de la muestra de semen y programar una relación sexual sin protección en tanto la carga viral del paciente fuese negativa.

 

Dado un paciente en terapia antirretroviral, el riesgo de transmisión de VIH de una persona infectada a su pareja estable heterosexual son bajas siempre que se haya logrado una carga viral indetectable sostenida durante un tiempo y siempre que no se esté en presencia de infecciones genitales. Sin embargo, aún no existen datos epidemiológicos que prueben que no existe ningún tipo de riesgo.

 

Los datos virológicos confirman que cuando la carga viral en sangre es indetectable por varios meses, la carga viral en semen habitualmente también se vuelve indetectable, pero no es en todos los casos.

 

Hay mucha controversia en torno a esto y los estudios recién comienzan. En algunos países, como Francia, ciertos estudios concluyeron que la concepción natural como podría ser una opción razonable entre parejas discordantes, recomendando la auto inseminación cuando la mujer es VIH positiva y sexo sin protección el día de la ovulación para el caso en el que el positivo sea el varón. Estos estudios indican la necesidad de la consulta preconcepcional, que incluya monitoreo de la carga viral, detección de infecciones genitales y una estimación del estado de fertilidad de la pareja.

 

En el estado actual de cosas, se debe desalentar el sexo sin protección en la pareja serodiscordante y cualquier otra situación que pudiera poner en riesgo la salud de uno de sus miembros o el hijo por nacer.  La técnica del lavado de semen continúa siendo la opción más segura para las parejas en las que el varón es VIH positivo.

 

Fuente: doctor Sergio Pasqualini (MN 39914), ginecólogo especialista en fertilidad, director científico de Halitus Instituto Médico para infobae[dot]com

  • In: enfermedades | prevención
  • Comentarios desactivados en Argentina es el país donde el Síndrome Urémico Hemolítico tiene mayor incidencia

La enfermedad, producida por una bacteria presente en los alimentos en mal estado, afecta especialmente a niños pequeños y puede provocar insuficiencia renal crónica y hasta la muerte. Se registran de 400 a 500 casos por año.

Argentina constituye el país con mayor índice de personas afectadas por el síndrome urémico hemolítico (SUH), una enfermedad que produce la primera causa de insuficiencia renal aguda en niños y la segunda de insuficiencia renal crónica. El mal, además, es responsable del 20 por ciento de los transplantes renales en niños y adolescentes, según informó una asociación civil que trabaja en la prevención de esta patología. Desde el blog de Matilde Menéndez queremos aportar nuestro granito de arena para prevenir el contagio de esta enfermedad.

 

¿Qué es  el síndrome urémico hemolítico (SUH)?

El SUH se produce por acción de una bacteria que afecta principalmente a niños de la primera infancia, se lo describe como una enfermedad de características epidémicas y durante la etapa más aguda la mortalidad comprende del dos al cuatro por ciento de los niños afectados.

Según las estadísticas sanitarias, la tasa de incidencia de esta patología en países como Estados Unidos, Canadá y Japón es baja, ya que sólo se registran de uno a tres casos anuales cada 100 mil niños menores de cinco años.

Sin embargo, en América Latina la cantidad de episodios registrados duplica a la cifra de los países del norte, puesto que, según el informe, en Chile y Uruguay se producen de cuatro a cinco casos cada 100 mil. Y sólo en Argentina, el país que convive con el mayor número de enfermos de todo el mundo, según los datos recolectados por el estudio, se presentan de 12 a 14 nuevos afectados cada 100 mil niños menores de cinco años, lo cual arroja un resultado de 400 a 500 nuevos casos por año.

 

Síntomas

Los síntomas que produce el SUH son palidez en la piel, hematomas, oliguria (poca producción de orina), edemas, hipertensión arterial y cambios neurológicos como letargia o convulsiones, por lo cual en algunos casos puede causar la muerte o dejar secuelas para toda la vida.

La enfermedad está distribuida a lo largo de todo el país, pero según la Asociación de Lucha Contra el Síndrome Urémico Hemolítico -una entidad que nuclea a familiares de víctimas de la enfermedad y profesionales que trabajan en prevención- se observan mayores episodios en las provincias del centro y sur del país, durante los meses cálidos.

Si bien el SUH constituye la primera causa de insuficiencia renal aguda y la segunda de insuficiencia renal crónica en niños, adolescente y, en algunos casos, ancianos, el 60 por ciento de los pacientes supera la fase aguda y se recupera sin secuelas después de dos o tres semanas de internación.

 

¿Cómo se transmite?

La principal vía de transmisión del SUH se genera por la bacteria denominada Escherichia Coli heterohemorrágica, que se encuentra depositada en alimentos en mal estado como carne picada y productos no pasteurizados. Esta bacteria produce el daño de las células endoteriales de los pequeños vasos del colon, el riñón y sistema nervioso central.

No existe un tratamiento específico para la enfermedad, pero la diálisis peritoneal como tratamiento de reemplazo renal logró disminuir la mortalidad por debajo del cuatro por ciento y sólo entre el 20 y 25 por ciento de los niños afectados permanecieron con algún tipo de secuela.

Para controlar la transmisión de la infección, se recomienda una serie de medidas preventivas, como:

–        asegurar las prácticas de higiene en la faena de ganado,

–        cocinar bien las carnes,

–        lavar cuidadosamente las frutas y verduras,

–        consumir agua potable,

–        implementar estrategias de prevención y control de impacto en Salud Pública a cargo de los gobiernos nacionales y locales.

 

Fuente: AUNO


Mis Ultimos Tweets

Escribí tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 6 seguidores

Creative Commons License

Este blog y todos sus componentes están bajo la licenciados bajo:

Creative Commons
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License
.
A %d blogueros les gusta esto: