Matilde Menéndez

Posts Tagged ‘mosquito

  • In: prevención
  • Comentarios desactivados en Dengue: repelentes en niños y prevención en el hogar

Se acercan los días de calor y, con esas temperaturas, vuelven los mosquitos y la enfermedad temida: el dengue. Aunque no todos los mosquitos transmiten dengue, es importante prevenir las picaduras usando repelentes y protegiendo los lugares donde jueguen los chicos.

 Actualmente existen muchos repelentes y diferentes marcas. Los productos que contienen DEET (N,N-dietil-m-toluamida) son los más eficaces contra mosquitos. La Academia Norteamericana de Pediatría sugiere usar repelentes con concentraciones menores de DEET (30% o menos) en niños mayores de dos meses de edad; no se recomienda el uso de DEET en bebés menores de dos meses de edad. Consultale al pediatra si tu bebé necesita protección contra insectos.

En cuanto al uso de repelentes, recordá que primero tenés que aplicártelo en tus propias manos y después frotarlas en tu hijo. Es importante que evites usar el producto en los ojos y boca del niño y tené cuidado cuando lo ponés alrededor de sus oídos. No es recomendable tampoco aplicar el repelente en las manos de los niños porque suelen llevarlas a la boca; tampoco lo hagas en piel irritada, cortada o quemada. Por eso no dejes que los más chiquitos se apliquen ellos mismos el producto. También es importante no usar repelentes asociados a protectores solares en la misma formulación.

Los repelentes en spray y crema duran entre una y dos horas; la presentación en gel dura entre 2 y 3 horas. En cambio, la versión en aerosol protege hasta 3 horas y el aerosol de protección intensa alcanza las 6 horas de cuidado. Estos productos tienen DEET en diferentes porcentajes, dependiendo de la duración de su protección.

Existe otro tipo de productos, que tienen compuestos como el aceite de citronella: es un extracto de los derivados presentes en distintas especies vegetales. Este compuesto tiene un efecto más limitado como repelente y no tiene una acción duradera en el tiempo.

Más allá del uso de productos, podés tomar algunas medidas para alejar a los mosquitos de tus chicos. Por ejemplo, se puede proteger la cuna o cochecito del bebé con redecillas protectoras para mosquitos cuando estés afuera.

 

Dentro del hogar y en los patios o jardines

Para cuidar nuestra casa del ataque de los mosquitos en general y de aquellos que transmiten dengue, en particular, podemos aplicar algunos preparados en los pisos y los lugares que alberguen larvas de mosquito.

La llamada cipermetrina (la marca más conocida es K-otrina) se puede usar dentro y fuera de la casa, diluida en agua según la indicación del fabricante en el envase del producto, y esparcirla en espacios verdes o pasar el trapo una o dos veces por día; eso ahuyenta moscas y mosquitos, y no es tóxico para humanos y animales.

También pueden colocarse tabletas con pietrinas (las más conocidas son Raid y Fuyi, pero hay otras también) que tienen una duración de 12 horas. En ese caso, debe colocarse una tableta en todas las habitaciones donde se duerma. Otra opción es usar el mismo producto, pero en la versión aerosol para el fumigado dentro del hogar y las plantas de interior y exterior. Cuando se utiliza en interior, se deben dejar los ambientes abiertos con mosquiteros para favorecer la ventilación.

 Foto por Mission:Explore

Anuncios
  • In: enfermedades
  • Comentarios desactivados en Tipos de dengue y síntomas

Después de la picadura del mosquito infectado con dengue, los síntomas se manifiestan en la persona luego del tercer día. Aunque el dengue clásico y el dengue hemorrágico tienen síntomas similares, la gran diferencia es que el hemorrágico puede matar en 24 horas. Es importante que conozcas las diferencias, aunque nada es mejor que prevenir su infección, tal como te lo comentamos en artículos anteriores.

Ya te hablamos del dengue en un artículo en el que te contamos cómo se lo puede combatir. Y antes de eso, cuando te hablamos de repelentes.
Después de la picadura del mosquito infectado, los síntomas se manifiestan luego del tercer día. El ciclo promedio es de 5 a 6 días. Por eso, el intervalo entre la mordedura y la manifestación de la enfermedad se llama período de incubación; y es después de este tiempo que aparecen los síntomas:

 

El dengue clásico

  • ­ Fiebre alta con dolor de cabeza repentino inicio
  • ­ Fuerte dolor severo detrás de los ojos, que empeora con el movimiento de la misma pérdida del gusto y del apetito
  • ­ Manchas y erupción similar al sarampión, especialmente en el tórax y miembros superiores
  • ­ Náuseas y vómitos
  • ­ Mareos, fatiga y dolor de cuerpo perezoso
  • ­ Muchos dolores en los huesos y las articulaciones

El dengue hemorrágico
Los síntomas del dengue hemorrágico son los mismos que los del común. La diferencia se produce cuando la fiebre apenas comienza a surgir; las señales de advertencia son:

  • ­ Dolor abdominal fuerte y continuo
  • ­ Vómitos persistentes
  • ­ Piel pálida y húmeda
  • ­ Sangrado de la nariz, la boca y las encías
  • ­ Puntos rojos en la piel
  • ­ Somnolencia, agitación y confusión
  • ­ Sed excesiva y boca seca
  • ­ Pulso débil
  • ­ Pérdida de la conciencia

En el dengue hemorrágico, el cuadro clínico empeora rápidamente, con signos de insuficiencia circulatoria y shock; este tipo específico de dengue puede causar una persona a la muerte dentro de las 24 horas.

Por eso es fundamental acudir al médico o a un hospital ante el primer síntoma y no automedicarse.
Fuente: Programa Nacional de Control del Dengue del Gobierno de Brasil

Foto por Sarah G…

El dengue es un problema importante de salud pública en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que entre 50 y 100 millones de personas se infectan anualmente en más de 100 países en todos los continentes, excepto Europa. Aproximadamente 550.000 pacientes requieren hospitalización y 20.000 mueren. Para poder derrotar al Dengue, es fundamental evitar el agua estancada. Por eso te brindamos algunos consejos útiles para proteger a tu familia del mosquito.

Uno de los mensajes que más se difunden cuando se acerca el calor es que debemos vaciar los envases y evitar que el agua se estanque para detener la producción de mosquitos que pueden transmitir dengue. Sin embargo, siempre creemos que los mensajes gubernamentales no tienen que ver con nosotros y que ya hemos tomado todos los recaudos posibles. Pero, ¿es realmente así?
Aunque nos rociemos con repelente y mantengamos las ventanas cerradas, hay otras cosas que debemos hacer para prevenir el dengue en nuestros hogares:

  • Tiremos todos los envases vacíos que puedan acumular agua
  • Llenemos de arena los platos que están bajo las macetas
  • Revisemos las terrazas: muchas veces la irregularidad del piso hace que allí se acumule agua
  • Guardemos la basura en bolsas bien cerradas y depositémosla en los lugares correspondientes (tachos móviles o en las aceras de domingo a viernes entre las 20 y 21 hs.)
  • Lavemos con esponja y jabón los recipientes para agua de nuestros animales, al menos una vez a la semana
  • Lavemos con esponja y jabón los tachos que acumulen agua, al menos una vez a la semana
  • Si debemos guardar agua en recipientes, tapémoslos bien
  • Lavemos los pisos con repelente para insectos
  • Difundamos esta información a nuestros amigos, familia, compañeros de trabajo y personal doméstico

No te olvides: el dengue se combate todos los días. Evitando el agua estancada y aumentando la higiene de nuestro hogar podemos ayudar a derrotarlo.

 

Fuente: Programa Nacional de Control del Dengue del Gobierno de Brasil
Foto por
mikecolvin82

Se acercan los días de calor y, con esas temperaturas, vuelve el insecto más temido: el mosquito. No sólo nos molesta por las picaduras, sino porque hay un tipo especial de mosquito que transmite el dengue. Hace tiempo que venimos escuchando sobre esta enfermedad, y ya es tiempo de que tomemos algunas medidas para prevenirlo y poder disfrutar de la época más linda del año.

 

El dengue es una enfermedad viral transmitida por mosquitos, que se caracteriza por producir síntomas parecidos a una gripe con fiebre alta, un importante dolor en las articulaciones y músculos e intenso dolor de cabeza sin congestión nasal; en algunos casos puede producir una enfermedad grave con hemorragias.
¿Sabías que existen cuatro tipos del virus del dengue? Sí: la primera vez que una persona es contagiada por cualquiera de estos cuatro virus, adquiere el dengue. Nunca volverá a padecer dengue por el mismo virus, pero si la persona vuelve a ser picada por un mosquito portador de uno de los tres restantes virus, puede sufrirlo otra vez.
El tipo de mosquito que transmite el dengue (Aedes aegypti), puede picar a cualquier hora del día y de la noche. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas, les transmite la enfermedad. El contagio sólo se produce por la picadura de los mosquitos infectados. No se transmite directamente de una persona a otra, ni a través de objetos, ni de la leche materna.
El mosquito que transmite el dengue se desarrolla en envases caseros que puedan retener agua, tales como latas, barriles o tanques, llantas descartadas, floreros, y cualquier otro recipiente que contenga agua estancada.

¿Hay algún tratamiento?

No hay un tratamiento específico para esta enfermedad, sólo se realiza tratamiento de los síntomas. Por eso ante la sospecha de que vos o tus chicos tienen dengue, es importante ir al Centro de Salud más cercano, donde te indicarán las medidas adecuadas a cada caso. Podés tomar paracetamol en caso de dolor intenso o fiebre, pero evitá tomar aspirina, porque puede favorecer las hemorragias.
Esta enfermedad es básicamente un problema de educación ambiental. Por eso debemos aprender a eliminar los criaderos de mosquitos, principalmente los envases artificiales que acumulan agua: los bebederos de animales y floreros deberán ser vaciados y limpiados diariamente; desmalezar terrenos baldíos y tirar agua hirviendo en las rejillas, afuera y adentro de las casas.
Fotografía de James Gathany.

Fuente: Wikipedia[dot]org


Mis Ultimos Tweets

Escribí tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 6 seguidores

Creative Commons License

Este blog y todos sus componentes están bajo la licenciados bajo:

Creative Commons
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License
.
A %d blogueros les gusta esto: