Matilde Menéndez

Posts Tagged ‘muertes

Múltiples son los homenajes organizados para hoy en distintos puntos del país con motivo de conmemorar un nuevo Día Internacional de Lucha contra el Sida.

La situación del Sida en la Argentina “está estabilizada” a raíz de la disminución de la mortalidad, y la reducción de la transmisión vertical y el número de casos de la enfermedad, reportó el Ministerio de Salud de la Nación, aunque advirtió que el 50 por ciento de las personas con la afección no conoce su diagnóstico.

El informe sobre el VIH-Sida 2010 difundido ayer por la Dirección de Sida y Enfermedades de Transmisión Sexual de la cartera sanitaria sostuvo que 4 de cada 1.000 personas mayores de 15 años está infectada, y manifestó que en los últimos 3 años 1 de cada 5 personas diagnosticadas tenía 45 o más.

En el país hay unas 130 mil personas con el virus del VIH y la mitad desconoce su condición, reportó el informe, al tiempo que sostuvo que la mayoría de las que sí lo sabe “se encuentra en seguimiento en los servicios de salud”.

De las 43 mil personas que reciben tratamiento antirretroviral gratuito, el 69 por ciento es provisto por el Estado.

La proporción de infectados entre varones que tienen sexo con otros varones, más allá de su identidad de género u orientación sexual, es del 12 por ciento.

Otro de los grupos con prevalencia alta de sida es el de las trabajadoras sexuales, con un 5 por ciento de afectadas, mientras que en las personas travestis y transexuales la epidemia afecta a 3 de cada 10.

 

 

Fuente: infobae[dot]com

  • In: enfermedades | prevención
  • Comentarios desactivados en Las enfermedades prevenibles causan 8 de cada 10 muertes

La ONU difundió datos de Argentina. Los problemas cardiovasculares van primeros. Le siguen el cáncer, trastornos respiratorios y diabetes. Las campañas no alcanzan y la gente no cambia los hábitos.

Cáncer, enfermedades cardiovasculares, trastornos respiratorios y diabetes: cuatro enfermedades crónicas por las que mueren 36 millones de personas por año en el mundo. Argentina no está exenta. Según el Mapa de las Enfermedades No Transmisibles que difundió el jueves la Organización Mundial de la Salud (OMS) –el organismo para la salud de las Naciones Unidas (ONU)–, el 80% de los fallecimientos en nuestro país se produce por alguna de esas enfermedades: es decir, 8 de cada 10 habitantes mueren por problemas de salud que pueden prevenirse.

El mapa de las Enfermedades No Transmisibles (ENT) incluye 193 países. En Argentina, según el estudio de la OMS, los trastornos cardiovasculares van primeros: son responsables del 33% de las muertes. Los cánceres representan los 20%, seguidos por las enfermedades respiratorias (10%) y la diabetes (3%). Los traumatismos (accidentes) representan el 6% de las víctimas totales y las enfermedades transmisibles, como el VIH, y otras patologías, el 14%. Los organismos sanitarios se refieren a estas patologías como “los cuatro asesinos” y hablan de una epidemia a la que es urgente ponerle freno.

Las muertes a causa de estas cuatro enfermedades son prevenibles, pero para eso hay que disminuir los factores de riesgo. Y los argentinos, en ese sentido, no nos cuidamos. De acuerdo al informe, la prevalencia de los factores de riesgo en la población es alta. Más de la mitad del país, el 64,2%, tiene sobrepeso; el 68% no hace actividad física; el 36,7% de la población tiene presión arterial elevada y el 23% consume a diario tabaco, vinculado con los trastornos respiratorios. La OMS también señala que si bien hay políticas públicas en tabaco, dieta, actividad física y cáncer, faltan acciones para combatir el consumo de alcohol y las enfermedades cardiovasculares.

 

Campañas ¿efectivas?

“Las campañas de prevención de adicciones a nivel nacional y porteño son insuficientes”, arranca Carlos Damin, jefe de Toxicología del Hospital Fernández, uno de los especialistas consultados por Clarín. Damin aclara que el consumo de alcohol, tabaco o sustancias prohibidas no provoca estas enfermedades, pero sí las agrava. Además de ser débiles en el mensaje, el especialista destaca que las campañas que hay, van por la negativa. “No consumas, no tomes. Cada vez que van por lado de la prohibición, el resultado es pobre. Hay que promocionar los hábitos saludables: comer sano, hacer deportes, no automedicarse”, sostiene.

En cuanto a afecciones del corazón, Argentina está dentro de la media respecto de los países desarrollados: casi un 40% de las muertes están asociadas a un problema cardiovascular. La estadística se estancó hace unos 30 años para Roberto Ingaramo, ex vicepresidente de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial. “La gente vive más, pero se sigue muriendo de lo mismo –resume–. No terminan de adoptar un estilo de vida saludable y tampoco se controlan. Los que hacen actividad física siempre son muy pocos, el cigarrillo se sigue vendiendo como antes y los jóvenes fuman mucho. Están más informados y supuestamente atienden los buenos consejos. Pero aún no hay resultados que reflejen ese cambio”.

“Aunque están encaminadas, las campañas de prevención todavía no son suficientes. La puesta en vigencia de la Ley Antitabaco no restringe el acceso al tabaco pero sí protege al fumador pasivo, y eso es un buen paso. Por otro lado, es destacable que los estados atiendan a las enfermedades crónicas y prevenibles. Se dieron cuenta de que presentan costos humanos y económicos importantes. Reunirse para conocer la magnitud del problemas es dar respuesta a la población”, señala Javier Osatnik, miembro del Consejo Ejecutivo del Instituto Nacional del Cáncer, organismo estatal creado hace un año. Los cánceres están segundos en el ranking de morbilidad en Argentina, según la OMS.

 

Diabetes y cigarrillo

La diabetes queda en el último puesto, pero no por eso es menos importante. Silvio Schraier, médico especialista en Nutrición, docente de la UBA y miembro de la Sociedad Argentina de Diabetes, habla de “diabesidad”. Se refiere así a la enfermedad (diabetes), asociada con el factor de riesgo (obesidad). El parentesco, asegura, es directo y por eso requiere de la misma atención que las enfermedades que van primeras en la lista. “Para disminuir las cifras de diabetes e hipertensión, hay que generar distintas medidas para estimular a la no gordura, al no sedentarismo, al mayor consumo de frutas y verduras. Es un esfuerzo multisectorial que no puede llevar menos de una década”, aporta el especialista.

La Ley Antitabaco, las campañas destinadas a reducir el consumo de grasas trans y sal y a alentar la ingesta de frutas y verduras, la incorporación al calendario obligatorio de la vacuna contra el VPH y la reglamentación de la Ley Celíaca servirán como ejemplo de la experiencia argentina. “Hay mucho por hacer –reconoce Kosacoff desde Nueva York–, el esfuerzo debe estar puesto en concientizar a la gente, con fuertes campañas de promoción de la vida saludable”. Eso, sumado a la inversión de recursos, al acceso a los medicamentos una vez que la persona se enferma y al control médico periódico, además del trabajo intersectorial que obliga al sector privado, industrial, ONG y la sociedad científica a sumarse al sector público, es la propuesta argentina para el mundo.

Las autoridades sanitarias anunciaron que se activó la red de vigilancia de laboratorios en el país para detectar un posible primer caso en la Argentina de la nueva cepa híbrida de la bacteria Escherichia coli que circula en Europa. Suecede que actualmente, por las migraciones y los viajes, en salud no existen las fronteras.

En nuestro país, cada año se registran unos 500 casos de síndrome urémico hemolítico (SUH), la enfermedad que produce el consumo de alimentos o agua contaminados con E. coli productora de la toxina Shiga.

En la ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, “ocupa el primer lugar del ranking de las bacterias más frecuentes”, según informó la Dirección de Higiene y Seguridad Alimentaria porteña. Se trata de una bacteria que toma contacto con los alimentos por una mala higiene.

Por eso es muy importante prestar atención a todo lo referido a la higiene. En cuanto a la higiene personal, es indispensable el lavado de manos con agua y jabón. Esto debe hacerlo la población en general, especialmente en las instituciones de cuidado diario como los jardines maternales, los jardines de infantes, las escuelas y los geriátricos.

Además, quienes manipulan alimentos deben asegurarse de que estén bien cocidos y que presten atención a la higiene. Es fundamental lavarse las manos mientras se prepara la comida, sobre todo cuando se está manipulando carne y se deja momentáneamente esa actividad para preparar vegetales, darle la mamadera al bebe o atender el teléfono, porque esas bacterias contaminan el resto de los objetos.

Los expertos aconsejaron consultar de inmediato al médico ante la aparición de diarrea y evitar la automedicación, los tés y los yuyos. Este tipo de diarreas asociadas con la infección por E. coli no se tratan con antibióticos; incluso, algunos antibiótico pueden agravar el cuadro.

Para saber más sobre la E. coli, leé ¿Qué es la Escherichia coli?

Fuente: La Nación

Foto: Infobae

El Ministerio de Salud anunció jornadas masivas de vacunación antigripal que se harán este fin de semana en todo el país, en las que se vacunará en plazas y otros espacios públicos a los que integran los grupos de riesgo. El objetivo es llegar al invierno con una tasa de cobertura lo suficientemente alta como para frenar la circulación del virus.

Según cifras del ministerio, se vacunaron unos 2,5 millones de personas, lo que representa el 49% de la población en riesgo. El año pasado, para esta misma fecha, el 60% ya estaba vacunado.

La memoria es frágil. Y hoy el recuerdo de la pandemia de gripe A (H1N1) -que llevó a cerrar escuelas y a extender la duración de las vacaciones de invierno, y que inundó las ciudades de barbijos y alcohol en gel- parece haberse evaporado.

A diferencia de 2009, cuando la gripe A (H1N1) mató a alrededor de 630 personas en la Argentina, el año pasado no llegaron a cinco las muertes por esta cepa, como resultado de la tasa récord de vacunación antigripal de 2010 y a que muchas personas que se infectaron en forma leve y asintomática en 2009 quedaron inmunizadas. Eso puede haber influido en que la gente no esté hoy tan preocupada y no consulte tanto por la vacuna como el año pasado.

La baja circulación del virus pandémico observada el año pasado en la Argentina, que fue reemplazado por otras cepas (incluidas en la vacuna actual) que siguieron causando gripe, no significa que el virus no vuelva. Claro que ésta no es una señal para bajar la guardia, ya que la gripe mata gente todos los años, aun sin la pandemia. Hoy nuestro país dispone de la vacuna, que es gratuita y esto es una oportunidad que no hay que desaprovechar.

 

¿Quiénes deben vacunarse?

Las mujeres embarazadas, las madres de bebes menores de 6 meses, los chicos de 6 meses a 2 años de edad, los mayores de 65 años, el personal de salud y las personas con enfermedades crónicas (respiratorias, cardíacas, renales, diabetes, inmunosuprimidos y obesos mórbidos).

 

¿Dónde se aplica la vacuna en forma gratuita?

Las personas arriba mencionadas pueden vacunarse gratis en todos los centros de salud y hospitales públicos del país.

 

¿Hay que presentar una receta para vacunarse gratuitamente?

Sólo las personas con enfermedades crónicas deben presentar una indicación médica para recibir la vacuna en forma gratuita.

 

¿Cuál es la vacuna antigripal recomendada?

Hoy en la Argentina está sólo disponible la vacuna trivalente, que brinda protección contra tres cepas de influenza: la A(H1N1) pandémica, la A(H3N2)y la B. Este año no se produjo la vacuna monovalente, que fue la utilizada el año pasado.

 

¿En qué consiste la campaña de vacunación masiva anunciada por el Ministerio de Salud?

El sábado 4 y el domingo 5 de junio, de 10 a 18hs., se vacunará en una carpa que habrá de montarse en el Zoo porteño. En el resto del país, cada jurisdicción definirá cuáles serán los lugares (además de hospitales y centros de salud) de vacunación.

 

Si me vacuné el año pasado, ¿estoy protegido?

No. Las cepas incluidas en las vacunas antigripales cambian todos los años.

 

Fuente: la nacion

Foto: saludable[dot]infobae[dot]com

El 31 de mayo se conmemora a nivel mundial el día sin tabaco. En Argentina fallecen al año aproximadamente unas 40.000 personas por causas vinculadas con el tabaco, principalmente por afecciones cardiovasculares, cancerígenas y respiratorias; el 15%  de esas muertes son fumadores pasivos.

Por eso, queremos contarte los beneficios de no fumar y los lugares donde pueden ayudarte a dejar la adicción.

Distintos estudios comprueban que el humo de tabaco es dañino tanto para los fumadores, como para quienes no fuman. De las 4 000 sustancias químicas presentes en el humo de tabaco, 250 son dañinas para la salud. Fumar daña prácticamente todo órgano del cuerpo y disminuye la salud general de las personas.

El humo de tabaco en el ambiente es la combinación de: el humo que resulta de la combustión espontánea de un producto de tabaco y el humo que exhala el fumador. Entonces, inhalar humo de tabaco en el ambiente causa cáncer también en adultos que no fuman. Además las mujeres embarazadas que fuman o son fumadoras pasivas corren un riesgo mayor de que sus bebés nazcan prematuramente o con peso anormalmente bajo.

Por eso, cuando un fumador nos pregunta si nos molesta el cigarrillo, deberíamos responderle que nos enferma.

¿Cuáles son los beneficios inmediatos de dejar de fumar?

Los beneficios inmediatos para la salud al dejar de fumar son notables:

  • El ritmo cardíaco y la presión arterial (son anormalmente altos cuando se fuma) comienzan a regresar a niveles normales.
  • Después de unas cuantas horas, el nivel de monóxido de carbono en la sangre empieza a disminuir (el monóxido de carbono reduce la capacidad de la sangre para transportar oxígeno).
  • Después de algunas semanas, las personas que dejan de fumar presentan una mejor circulación, producen menos flema y no tosen ni tienen episodios de silbido en la garganta con tanta frecuencia.
  • Después de varios meses de dejar de fumar, se puede esperar una mejoría considerable en la función pulmonar.
  • Además, las personas que dejan el tabaco tendrán un mejor sentido del olfato y la comida sabrá mejor.

¿Cuáles son los beneficios a largo plazo de dejar de fumar?

Dejar de fumar reduce el riesgo de cáncer y de otras enfermedades, como las enfermedades cardíacas y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, las cuales son causadas por fumar.

Las personas que dejan de fumar, sin importar la edad, presentan un menor riesgo de morir por enfermedades asociadas con el tabaco que quienes continúan fumando:

  • Dejar de fumar a los 30 años: Los estudios revelan que los fumadores que dejan el tabaco alrededor de los 30 años de edad reducen su probabilidad de morir prematuramente por enfermedades relacionadas con fumar en más de 90%.
  • Dejar de fumar a los 50 años: Las personas que dejan de fumar alrededor de los 50 años de edad reducen su riesgo de muerte prematura en más de 50% en comparación con quienes siguen fumando.
  • Dejar de fumar a los 60 años: Aun las personas que dejan el tabaco alrededor de los 60 años de edad o más viven más tiempo que quienes siguen fumando.

Líneas de ayuda

El Gobierno de la Nación posee una línea de ayuda al fumador para que deje este nocivo hábito. Esta línea gratuita ha demostrado ser una estrategia para establecer un contacto personal, informar sobre esta problemática y poder resolverla. Comunicándote al 0800-222-1002 serás atendido por consultores telefónicos, debidamente capacitados, que están disponibles de lunes a viernes de 9 a 22 hs. y los sábados y domingos de 10 a 16 hs.

Por su parte, el Gobierno de la Ciudad realiza anualmente el concurso “Abandoná y Ganá” del Programa de Prevención y Control de Tabaquismo. El concurso se realiza durante el mes de abril de cada año y, entre quienes completen un mes sin cigarrillo, se sortean premios que son entregados el 31 de mayo, Día Mundial sin Tabaco.

 

Fuente: Sociedad Americana de Cáncer, Gobierno de la Nación y Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Foto: agendacalendario[dot]com


Mis Ultimos Tweets

Escribí tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 6 seguidores

Creative Commons License

Este blog y todos sus componentes están bajo la licenciados bajo:

Creative Commons
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License
.
A %d blogueros les gusta esto: