Matilde Menéndez

Posts Tagged ‘temperatura

  • In: prevención
  • Comentarios desactivados en Golpes de calor: consejos para prevenirlos

¡Está por llegar el verano! Esperamos todo el año los días de sol, pero hay días donde el calor es insoportable. Es que, cuando hace mucho calor, el cuerpo tiene dificultades para regular su temperatura y aparece el agotamiento, que puede convertirse en lo que se llama golpe de calor. Por eso, te damos algunos consejos para que lo prevengas en los más chicos y también en los más grandes.

Los días de altas temperaturas y humedad pueden transformarse en un riesgo para la salud. Estamos más tiempo al aire libre y bajo el sol. Por eso, cuando hace mucho calor, se recomienda:

  • Ofrecer a los niños agua o jugos naturales en forma frecuente, sin esperar a que los pidan
  • Ofrecer el pecho más seguido a los lactantes
  • No tomar bebidas con cafeína o azúcar en exceso
  • Bañar a los niños o mojarles todo el cuerpo con frecuencia
  • Proponer actividades tranquilas y evitar juegos intensos
  • Evitar que los chicos transiten y jueguen expuestos al sol, menos aún en horario del mediodía o a la tarde temprano; si los chicos deben transitar bajo el sol, ponerles sombrero de ala ancha, usar protectores solares (factor 15 o mayor) y hacer frecuentes descansos a la sombra
  • Procurar que permanezcan en los lugares más frescos y ventilados
  • De ser posible, estar por momentos en ambientes con aire acondicionado, en tu casa o en los lugares públicos que lo posean; pueden usarse ventiladores, pero teniendo en cuenta que no son suficientes para refrescar cuando la temperatura ambiente es muy elevada
  • Vestir a los niños con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros o mejor aún, desvestirlos
  • Incorporar sal en mayor cantidad que lo habitual
  • Nunca los dejes dentro de un vehículo estacionado y cerrado
  • No ingerir bebidas muy frías (causan dolor de estómago)
  • No consumir líquidos o comidas calientes o pesadas

El golpe de calor puede ser muy grave; con los primeros síntomas o ante la duda no demores la consulta con su pediatra o en el Centro de Salud más cercano.

Para jóvenes y adolescentes, también el golpe de calor puede ser un riesgo. Por eso, es importante no consumir bebidas con alcohol en esos días muy sofocantes, ya que el alcohol aumenta la temperatura corporal y las pérdidas de líquido. Por eso no es conveniente tomar cerveza ante la sed y el calor.

También es bueno evitar esfuerzos físicos o actividades deportivas exigentes. Es mejor reunirse y charlar con amigos, escuchar música o leer cuando hace mucho calor. Si te sentís con mareos o fatiga, es fundamental sentarse y descansar.

Es muy importante tratar de visitar a los abuelos mayores para ver cómo están; ellos también, como los más chicos, son muy vulnerables al calor.


Anuncios
  • In: prevención
  • Comentarios desactivados en Consejos para la prevención de los golpes de calor

¡Está por llegar el verano! Esperamos todo el año los días de sol, pero hay días donde el calor es insoportable. Es que, cuando hace mucho calor, el cuerpo tiene dificultades para regular su temperatura y aparece el agotamiento, que puede convertirse en lo que se llama golpe de calor. Por eso, te damos algunos consejos para que lo prevengas en los más chicos y también en los más grandes.

Los días de altas temperaturas y humedad pueden transformarse en un riesgo para la salud. Estamos más tiempo al aire libre y bajo el sol. Por eso, cuando hace mucho calor, se recomienda:

  • Ofrecer a los niños agua o jugos naturales en forma frecuente, sin esperar a que los pidan
  • Ofrecer el pecho más seguido a los lactantes
  • No tomar bebidas con cafeína o azúcar en exceso
  • Bañar a los niños o mojarles todo el cuerpo con frecuencia
  • Proponer actividades tranquilas y evitar juegos intensos
  • Evitar que los chicos transiten y jueguen expuestos al sol, menos aún en horario del mediodía o a la tarde temprano; si los chicos deben transitar bajo el sol, ponerles sombrero de ala ancha, usar protectores solares (factor 15 o mayor) y hacer frecuentes descansos a la sombra
  • Procurar que permanezcan en los lugares más frescos y ventilados
  • De ser posible, estar por momentos en ambientes con aire acondicionado, en tu casa o en los lugares públicos que lo posean; pueden usarse ventiladores, pero teniendo en cuenta que no son suficientes para refrescar cuando la temperatura ambiente es muy elevada
  • Vestir a los niños con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros o mejor aún, desvestirlos
  • Incorporar sal en mayor cantidad que lo habitual
  • Nunca los dejes dentro de un vehículo estacionado y cerrado
  • No ingerir bebidas muy frías (causan dolor de estómago)
  • No consumir líquidos o comidas calientes o pesadas

El golpe de calor puede ser muy grave; con los primeros síntomas o ante la duda no demores la consulta con su pediatra o en el Centro de Salud más cercano.
Para jóvenes y adolescentes, también el golpe de calor puede ser un riesgo. Por eso, es importante no consumir bebidas con alcohol en esos días muy sofocantes, ya que el alcohol aumenta la temperatura corporal y las pérdidas de líquido. Por eso no es conveniente tomar cerveza ante la sed y el calor.
También es bueno evitar esfuerzos físicos o actividades deportivas exigentes. Es mejor reunirse y charlar con amigos, escuchar música o leer cuando hace mucho calor. Si te sentís con mareos o fatiga, es fundamental sentarse y descansar.
Es muy importante tratar de visitar a los abuelos mayores para ver cómo están; ellos también, como los más chicos, son muy vulnerables al calor.

Foto por mikebaird

  • In: prevención
  • Comentarios desactivados en Los Golpes de calor

El verano es esperado por todos con mucho entusiasmo por las vacaciones. Pero los días de altas temperaturas y humedad pueden transformarse en un riesgo para la salud. Cuando hace calor el cuerpo trata de gastar el calor que genera, a través del sudor y por el aumento de la circulación. Pero cuando hace mucho calor, el cuerpo tiene dificultades para regular su temperatura y sobreviene el agotamiento por calor, que puede convertirse en un golpe de calor. Por eso es importante estar atentos y tomar las medidas necesarias de prevención frente a las olas de calor.

 

Según la Sociedad Argentina de Pediatría, el agotamiento por calor se manifiesta con estos síntomas:

  • ­ Sudoración excesiva
  • ­ En los bebés puede verse la piel muy irritada por el sudor en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal (sudamina)
  • ­ Piel pálida y fresca
  • ­ Sensación de calor sofocante
  • ­ Sed intensa y sequedad en la boca
  • ­ Calambres musculares
  • ­ Agotamiento, cansancio o debilidad
  • ­ Dolores de estómago, inapetencia, náuseas o vómitos
  • ­ Dolores de cabeza
  • ­ Irritabilidad (llanto inconsolable en los más pequeños)
  • ­ Mareos o desmayo

Ante estos síntomas, a los niños debemos ofrecerles agua fresca (también agua con sal: ½ cucharita en 1 litro) y a los lactantes, darles con más frecuencia el pecho. También es importante trasladarlos a un lugar fresco y ventilado -si es posible con aire acondicionado frío- desvestirlos, ducharlos o mojarlos en todo el cuerpo con agua fresca. Si los síntomas persisten, debe consultarse al pediatra o a un Centro de Salud.

 

Alerta roja

Si el agotamiento por golpe de calor se agrava, debemos estar alertas a los siguientes síntomas y consultar con urgencia:

  • Temperatura del cuerpo 39° o mayor (medida en la axila)
  • Piel roja caliente y seca (se agota la sudoración)
  • Agitación
  • Dolor palpitante de cabeza
  • Vértigos y desorientación
  • Delirios, confusión o pérdida de conocimiento
  • Convulsiones

Tienen mayor riesgo de sufrir un golpe de calor los menores de 5 años y más aún los menores de 1 año, los niños con fiebre por otra causa o diarrea y los niños obesos o desnutridos. También están más expuestos quienes padecen enfermedades crónicas, cardíacas, renales, mentales o neurológicas, quienes tienen la piel quemada por el sol, y los jóvenes que usan y abusan de bebidas con alcohol y drogas. Con ellos debe aumentarse las medidas de prevención, estar muy alertas para detectar la presencia de estos síntomas y en este caso o ante la duda no demorar la consulta médica.

Se acercan los días de calor y, con esas temperaturas, vuelve el insecto más temido: el mosquito. No sólo nos molesta por las picaduras, sino porque hay un tipo especial de mosquito que transmite el dengue. Hace tiempo que venimos escuchando sobre esta enfermedad, y ya es tiempo de que tomemos algunas medidas para prevenirlo y poder disfrutar de la época más linda del año.

 

El dengue es una enfermedad viral transmitida por mosquitos, que se caracteriza por producir síntomas parecidos a una gripe con fiebre alta, un importante dolor en las articulaciones y músculos e intenso dolor de cabeza sin congestión nasal; en algunos casos puede producir una enfermedad grave con hemorragias.
¿Sabías que existen cuatro tipos del virus del dengue? Sí: la primera vez que una persona es contagiada por cualquiera de estos cuatro virus, adquiere el dengue. Nunca volverá a padecer dengue por el mismo virus, pero si la persona vuelve a ser picada por un mosquito portador de uno de los tres restantes virus, puede sufrirlo otra vez.
El tipo de mosquito que transmite el dengue (Aedes aegypti), puede picar a cualquier hora del día y de la noche. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas, les transmite la enfermedad. El contagio sólo se produce por la picadura de los mosquitos infectados. No se transmite directamente de una persona a otra, ni a través de objetos, ni de la leche materna.
El mosquito que transmite el dengue se desarrolla en envases caseros que puedan retener agua, tales como latas, barriles o tanques, llantas descartadas, floreros, y cualquier otro recipiente que contenga agua estancada.

¿Hay algún tratamiento?

No hay un tratamiento específico para esta enfermedad, sólo se realiza tratamiento de los síntomas. Por eso ante la sospecha de que vos o tus chicos tienen dengue, es importante ir al Centro de Salud más cercano, donde te indicarán las medidas adecuadas a cada caso. Podés tomar paracetamol en caso de dolor intenso o fiebre, pero evitá tomar aspirina, porque puede favorecer las hemorragias.
Esta enfermedad es básicamente un problema de educación ambiental. Por eso debemos aprender a eliminar los criaderos de mosquitos, principalmente los envases artificiales que acumulan agua: los bebederos de animales y floreros deberán ser vaciados y limpiados diariamente; desmalezar terrenos baldíos y tirar agua hirviendo en las rejillas, afuera y adentro de las casas.
Fotografía de James Gathany.

Fuente: Wikipedia[dot]org


Mis Ultimos Tweets

Escribí tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 6 seguidores

Creative Commons License

Este blog y todos sus componentes están bajo la licenciados bajo:

Creative Commons
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License
.
A %d blogueros les gusta esto: